Foto: Carolina Valenzuela

Relatora de la ONU: ninguna medida temporal responderá al fracaso en la construcción de sistemas educativos fuertes

27 de julio de 2020

“El fracaso anterior en la construcción de sistemas educativos fuertes y resistentes y en la lucha contra las desigualdades arraigadas ha abierto la puerta a un impacto dramático en los y las más vulnerables y marginados/as, a lo que ninguna medida temporal adoptada a toda prisa podría haber respondido completamente”, afirma la relatora especial sobre el Derecho a la Educación de la ONU, Koumbou Boly Barry, en su informe “Right to education: impact of the COVID-19 crisis on the right to education; concerns, challenges and opportunities” (Impacto de la crisis de COVID-19 en el derecho a la educación; preocupaciones, desafíos y oportunidades). 

En este informe, la relatora especial analiza los temas que considera más urgentes desde una perspectiva de derechos humanos. “Actuar dentro de un marco de derechos humanos es crucial para garantizar que las medidas adoptadas en respuesta a la pandemia no pongan en peligro el derecho a la educación y no aumenten el sufrimiento de los y las más marginados/as”, afirma.

Boly Barry también presenta en su informe una serie de recomendaciones para mitigar los impactos de la pandemia en la educación. En particular, se debe realizar una evaluación exhaustiva para determinar, en cada contexto local, la dinámica que condujo a una mayor discriminación en el disfrute del derecho a la educación durante la crisis. Se debe incluir un análisis de las crecientes desigualdades debido a las medidas adoptadas para enfrentar la pandemia; una investigación sobre la sostenibilidad de los modelos económicos y financieros detrás de los sistemas educativos, incluida la consecuencia del escaso financiamiento de las instituciones educativas públicas; un análisis del papel de los actores privados en la educación; una evaluación de la adecuación de la protección social brindada a los y las trabajadores/as de la educación, incluso en el sector privado; y una revisión de la falta de cooperación entre las administraciones de los Estados, las instituciones educativas, los y las docentes, los y las estudiantes, los padres, las madres y las comunidades.

Además, la relatora subraya que el despliegue de la enseñanza a distancia en línea (junto con la radio y la televisión) solo debe considerarse una solución temporal destinada a abordar una crisis. “La digitalización de la educación nunca debería reemplazar la escolarización en el lugar de trabajo con los y las docentes, y la llegada masiva de actores privados a través de la tecnología digital debería considerarse como un peligro importante para los sistemas educativos y el derecho a la educación para todos y todas a largo plazo”, afirma. Para Boly Barry, es necesario que se realice un debate exhaustivo sobre el lugar que se debe dar al aprendizaje en el futuro, teniendo en cuenta no solo las posibles oportunidades sino también el efecto nocivo que las pantallas tienen sobre los niños, las niñas y los jóvenes, incluido su derecho a la salud y la educación.

Mira la grabación de la presentación de Boly Barry en la sesión de la ONU sobre el informe, con subtítulos en portugués: 

powered by Advanced iFrame free. Get the Pro version on CodeCanyon.

>> Informe “Right to education: impact of the COVID-19 crisis on the right to education; concerns, challenges and opportunities”

 


Especialistas reclaman un nuevo pacto de justicia socioambiental y económica para los pueblos de Latinoamérica y el Caribe

17 de julio de 2020

44 millones de personas sin empleo, 230 millones de personas en situación de pobreza y 96 millones viviendo en condiciones de pobreza extrema. Ese fue el escenario presentado por Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), al analizar los impactos de la pandemia en la región.

Bárcena expuso en el evento paralelo al Foro Político de Alto Nivel de las Naciones Unidas 2020 (HLPF, por sus siglas en inglés), que se desarrolló virtualmente en julio y se denomina “La Agenda 2030 en el nuevo contexto global y regional: escenarios y proyecciones para América Latina y el Caribe en la crisis actual”. El evento fue organizado el 10 de julio por la CEPAL y la Misión Permanente de México ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La secretaria ejecutiva de la CEPAL instó los Estados a garantizar el acceso a la información, a la participación y a la justicia con respeto a los derechos humanos y con base en una gobernanza democrática, y subrayó la importancia de extender el apoyo financiero a los países de ingreso medio a través de mayor liquidez (derechos especiales de giro), financiamiento concesional y alivio a la deuda, especialmente a los países del Caribe. “Debemos avanzar hacia una mayor integración regional frente a una geografía económica global distinta”, subrayó.

Junto a Alicia Bárcena también participó del evento Laura Giannecchini, coordinadora de Desarrollo Institucional de la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE), en nombre del Mecanismo de participación de la sociedad civil en la Agenda 2030 y en el Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible. 

Laura Giannecchini: «Esta pandemia es también una oportunidad para que los Estados implementen acciones urgentes contra el deterioro del planeta y en favor de la promoción de vidas dignas»

Para Laura Giannecchini, la pandemia del COVID-19 desnudó y profundizó tendencias que la CLADE y otras organizaciones y movimientos sociales habían observado en la región, como el estancamiento o regresión económica, el aumento de la pobreza y de las desigualdades, el debilitamiento de los sistemas públicos de educación, salud y protección social, y el crecimiento de tendencias autoritarias.

“Creemos que esta crisis sanitaria, que es también económica, social y política, pone en evidencia la urgencia de un cambio radical en la acción de nuestros gobiernos, camino a la adopción de nuevos modelos de desarrollo. Esta pandemia es también una oportunidad para que los Estados implementen acciones urgentes contra el deterioro del planeta y en favor de la promoción de vidas dignas”, afirmó. 

En su exposición, elaborada a partir de reflexiones colectivas que tuvieron lugar en el Marco del Mecanismo de Participación de la Sociedad Civil y que culminaron el la declaración «América Latina y el Caribe: Pocos avances y nuevos desafíos para la Agenda 2030, lanzada en mayo del 2020″, Giannecchini destacó la importancia de realizar ocho cambios para mitigar los impactos de la crisis a la hora de garantizar los derechos humanos. Entre ellos están: la necesidad de fortalecer los sistemas democráticos, incorporando a los movimientos sociales, colectivos de la sociedad civil y poblaciones históricamente excluidas del debate y de la toma de decisión en las políticas públicas; la necesidad de fortalecer los sistemas públicos de educación, salud y protección social; la contención del avance de los fundamentalismos religiosos en los espacios políticos, que niegan evidencias científicas, fomentando el odio y dificultando la implementación de políticas con perspectiva de derechos; y el establecimiento de un compromiso financiero, político y normativo de largo plazo, y de cooperación internacional, para asegurar el cumplimiento integral de la Agenda 2030. 

“Consideramos que es hora de establecer un nuevo pacto de justicia socioambiental y económica para los pueblos de Latinoamérica y el Caribe. Un pacto de desarrollo inclusivo, que coloque a las personas en el centro, e inste a los Estados a la acción, de manera que podamos salir de esta pandemia con nuevos paradigmas, basados en la solidaridad, la felicidad y en el bienestar de todas y todos”, subrayó. 

Además de Bárcena y Giannecchini, intervinieron en el evento el embajador Juan Ramón de la Fuente, representante permanente de México ante la ONU; Pilar Garrido, ministra de Planificación Nacional y Política Económica de Costa Rica; Luz Keila Gramajo Vílchez, secretaria de Planificación de Guatemala; y Markova Concepción Jaramillo, comisionada presidencial para el Examen Nacional Voluntario y representante permanente designada de Panamá ante la ONU. Participaron también Juan Daniel Oviedo, director del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) de Colombia y Rochelle Whyte, asesora técnica superior del director general del Instituto de Planificación de Jamaica.

Mira la grabación del panel con la exposición de todos los participantes:

powered by Advanced iFrame free. Get the Pro version on CodeCanyon.


Katie Von/Franklin Reyes

Miembros de la CLADE presentan datos sobre la Educación de Personas Jóvenes y Adultas en Brasil, Chile, El Salvador y Guatemala

4 de agosto de 2019

En el marco del Foro Político de Alto Nivel (FPAN) de las Naciones Unidas, que este año revisó por primera vez en profundidad el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) de numero 4, referente a la educación, los miembros de la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE) en Brasil, Chile, El Salvador y Guatemala presentaron informes sobre la implementación del ODS 4 y el estado del derecho humano a la educación en sus contextos nacionales. (más…)


Revisión del ODS 4 en la ONU: Sociedad civil de América Latina y el Caribe participa en evento de la Campaña Mundial

12 de julio de 2019

¿Cuáles son las formas de alianza y colaboración necesarias para alcanzar el derecho a la educación? ¿Cuáles son las barreras para esta lucha común? ¿Cómo podemos articular mejor la incidencia de la sociedad civil en nivel nacional, regional y global?

En base a estas y otras preguntas, la Campaña Mundial por la Educación (CME) realizó el 12 de julio el evento “Movimientos locales y globales para avanzar el derecho a la educación”. (más…)


CLADE participa en los debates sobre la implementación de la Agenda de Educación 2030 en Naciones Unidas

3 de julio de 2019

Casi cuatro años después de la adopción del Objetivo de Desarrollo Sostenible de número 4 (ODS 4), referido a la educación, el Foro Político de Alto Nivel de Naciones Unidas (FPAN) de 2019 – plataforma oficial de seguimiento a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en ámbito internacional – se enfocará en la revisión del ODS 4, al lado de los objetivos de número 8 (trabajo decente y crecimiento económico), 10 (reducción de las desigualdades), 13 (acción por el clima), 16 (paz, justicia e instituciones sólidas) y 17 (alianzas para lograr los objetivos). El FPAN tendrá lugar del 9 al 18 de julio en Nueva York.

La Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE) participará en el FPAN y sus eventos paralelos con una delegación de 14 personas de 9 países: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, El Salvador, Guatemala, Honduras, Perú y República Dominicana.

Los miembros de la CLADE en los países que serán revisados por la ONU este año – Guatemala y Chile – han preparado informes con aportes sobre el estado del ODS 4 a nivel nacional. Además miembros de la CLADE de Brasil y El Salvador elaboraron informes, destacando los desafíos de la educación en sus territorios, pues estos países habían señalado que participarían en el proceso de revisión realizado por la ONU, pero eso finalmente no ocurrió.

Estarán en el Foro representantes de: Campaña Argentina por el Derecho a la Educación; Campaña Boliviana por el Derecho a la Educación; Campanha Nacional pelo Direito à Educação – Brasil; Foro por el Derecho a la Educación Pública en Chile; Red Salvadoreña por el Derecho a la Educación; Colectivo de Educación para Todas y Todos de Guatemala; Foro Dakar Honduras; Campaña Peruana por el Derecho a la Educación (CPDE); Foro Socioeducativo, de República Dominicana; y Red de Educación Popular entre Mujeres de América Latina y el Caribe (REPEM).

Conversatorio

En el marco del FPAN, la CLADE realizará el 10 de julio, de 17:30 a 19:00 (horario de Estados Unidos), el conversatorio de alto nivel «Derechos humanos en riesgo: reflejos para la educación en América Latina y el Caribe».

En este diálogo, con la participación de miembros de la CLADE e invitados especiales, se discutirán los desafíos de la educación en América Latina y el Caribe, en un contexto de retrocesos para los derechos humanos y el multilateralismo, así como de fragilización de las democracias. Será puesto en relieve el rol central de la educación para alcanzar la Agenda 2030 de la ONU.

El evento contará con intervenciones iniciales de: Hector Alejandro Canto Mejía, Viceministro de Educación de Guatemala; Naiara Costa, de la División de los ODS, Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas (UN_DESA); y Roberto Bissio, de Social Watch.

“Será una valiosa oportunidad para observar cómo está la región, respecto a la realización de la Agenda de Educación 2030, y también para reflexionar sobre qué educación queremos para que sea posible el cumplimiento de todos los ODS, bajo sus principios y espíritu de fortalecimiento de las democracias, de la paz y de los derechos humanos, además de su compromiso por la superación de las desigualdades históricas, que todavía se hacen tan presentes”, afirma Camilla Croso, coordinadora general de la CLADE.

Si planificas estar en el FPAN y quieres participar, entra en contacto con la CLADE, con un mensaje a giovanna@redclade.org.

Lanzamiento

Para señalar la importancia de la participación de la sociedad civil en el cumplimiento del ODS 4, durante el conversatorio, la CLADE lanzará el documento “La incidencia política por el derecho humano a la educación: relatos y aprendizajes desde América Latina y el Caribe – Volumen 3”. 

En esta publicación, miembros de la CLADE y la coordinación ejecutiva de la Campaña cuentan sus experiencias en la lucha por el derecho humano a la educación: los desafíos, avances logrados y aprendizajes, las estrategias y recomendaciones que quedan para otros movimientos y organizaciones de la sociedad civil. Se presentan casos de incidencia, comunicación, investigación, articulación interinstitucional y movilización en 10 países de América Latina y el Caribe, así como 3 experiencias de ámbito regional, impulsadas por la CLADE y 2 redes regionales que son miembros de la Campaña: Espacio sin Fronteras y Asociación Latinoamericana de Educación y Comunicación Popular. El documento será distribuido en Nueva York, en los idiomas inglés y español, y estará disponible en esta página web.


Organizaciones de América Latina y el Caribe demandan a la ONU que se incluya el ODS 4 en previa de la declaración del Foro Político de Alto Nivel

5 de junio de 2019

“Es con gran preocupación que las redes y organizaciones de la sociedad civil que trabajamos por la realización del derecho humano a la educación en América Latina y el Caribe revisamos el llamado ‘borrador cero’ de la Declaración Política del Foro Político de Alto Nivel (FPAN) y constatamos la total ausencia de los compromisos de los Estados en materia de educación, de su importancia crucial en el alcance de los ODS [Objetivos de Desarrollo Sostenible], de los derechos humanos, del fortalecimiento democrático y la paz”.

Así empieza la carta firmada por la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE) y otras redes, coaliciones y organizaciones de sociedad civil de América Latina y el Caribe, que se envió hoy (6 de junio) a autoridades de Naciones Unidas, con miras a presionar para que se incluyan referencias al ODS 4 en la declaración política del Foro Político de Alto Nivel.

El FPAN es la plataforma oficial de seguimiento al cumplimiento de los ODS en ámbito mundial, y se realiza en el ámbito de la ONU, enfocando cada año el monitoreo de Objetivos específicos de la Agenda, así como el análisis de revisiones nacionales voluntarias presentadas por los Estados miembro.

La próxima edición del Foro tendrá lugar del 9 al 18 de julio de este año en Nueva York, con énfasis justamente en la revisión del ODS 4, así como de los Objetivos de número 8 (trabajo decente y crecimiento económico), 10 (reducción de las desigualdades), 13 (acción por el clima), 16 (paz, justicia e instituciones sólidas) y 17 (alianzas para lograr los objetivos).

Con la carta enviada a la ONU, las organizaciones y redes demandan la inclusión del ODS 4 en las próximas versiones de la declaración. “Esperamos que esta ausencia se supere en las siguientes versiones de la Declaración, de modo que Naciones Unidas pueda transmitir a todo el mundo, de manera clara y contundente, la importancia de la educación para la paz, la justicia, la sostenibilidad ambiental, la dignidad humana, así como la superación del patriarcado y de toda forma de discriminación. La educación es clave para impulsar la implementación de la Agenda de Desarrollo 2030 en su integralidad, y esperamos que se la reconozca en el Foro Político de Alto Nivel”, afirma Camilla Croso, coordinadora general de la CLADE.

Lee la carta completa a continuación.

Exmo. Sr. António Guterres, secretario General de las Naciones Unidas
Exma. Sra. Amina Mohammed, vicesecretaria General de las Naciones Unidas
Exma. Sra. María Fernanda Espinoza, presidenta de la Asamblea General de las Naciones Unidas
Exma. Embajadora Sra. Inga Rhonda King, presidenta del ECOSOC

Es con gran preocupación que las redes y organizaciones de la sociedad civil que trabajamos por la realización del derecho humano a la educación en América Latina y el Caribe revisamos el llamado “borrador cero” de la Declaración Política del Foro Político de Alto Nivel (FPAN) y constatamos la total ausencia de los compromisos de los Estados en materia de educación, de su importancia crucial en el alcance de los ODS, de los derechos humanos, del fortalecimiento democrático y la paz.

Esta ausencia es particularmente grave en el año en que el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 (ODS4), que asegura educación inclusiva, equitativa y de calidad, a lo largo de toda la vida, está entre los objetivos principales a revisarse.

Sabemos de la importancia del FPAN como un mecanismo clave de monitoreo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) a nivel mundial, por eso es que estamos plenamente comprometidos desde la sociedad civil en participar y fortalecerlo como un espacio de diálogo multilateral estratégico para el ejercicio democrático y el impulso al cumplimiento de los compromisos asumidos con la Agenda 2030.  

Esperamos que esta ausencia sea prontamente corregida en las próximas versiones, las que deben reconocer la fundamental importancia de la implementación de todo el ODS4, así como el rol fundamental de la educación para el logro de toda la Agenda 2030.

En diálogo con redes hermanas de la sociedad civil de otros continentes y de ámbito global, así como con el Grupo de Educación y Academia (Education and Academia Stakeholder Group), les haremos llegar sugerencias concretas que podrían ser incluidas en ese documento fundamental.

Les saluda cordialmente

ADECO – México
Agencia Pressenza
Agenda Ciudadana por la Educación (ACED) Costa Rica
Asociación Latinoamericana de Educación y Comunicación Popular – ALER
Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex para América Latina y el Caribe – ILGALAC
Ayuda en Acción El Salvador
Campaña Argentina por el Derecho a la Educación (CADE)
Campaña Boliviana por el Derecho a la Educación (CBDE)
Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE)
Campanha Nacional pelo Direito à Educação – Brasil
Campaña Peruana por el Derecho a la Educación (CPDE)
Campaña por el Derecho a la Educación en México (CADEM)
Centro de Estudios Ecuménicos – CEE – México
CEP – Parras – México
Coalición Colombiana por el Derecho a la Educación (CCDE)
Colectivo de Educación para Todas y Todos de Guatemala
Colectivo Mexicano del CEAAL
Colectivo Voces y Colores Colombia
Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (CLADEM)
Consejo de Educación Popular de América Latina y el Caribe (CEAAL)
Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO)
Contrato Social por la Educación en el Ecuador
COPEVI – México
Dinamismo Juvenil – México
EDUCA – México
Federación Internacional Fe y Alegría
FINEDUCA Brasil – Associação Nacional de Pesquisadores em Financiamento da Educação
Foro Dakar Honduras
Foro de Educación y Desarrollo Humano de la Iniciativa por Nicaragua
Foro por el Derecho a la Educación Pública de Chile
Foro Socioeducativo (FSE) de República Dominicana
Frente Amplio por la Educación los Derechos y la Paz
Marcha Global contra el Trabajo Infantil de Sudamérica
OMEP Latinoamérica
Pampa 2030
Portal «Otras Voces en Educación»
Reagrupación por la Educación para Todos y Todas (REPT) de Haití
Red de Educación Popular entre Mujeres de América Latina y el Caribe (REPEM)
Red Estrado
Red Global/Glocal por la Calidad Educativa
Red Paraguaya por el Derecho a la Educación
Red Regional por la Educación Inclusiva
Red Salvadoreña por el Derecho a la Educación (RESALDE)
Salud, Arte y Educación – México
Social Watch
Sociedad Venezolana de Educación Comparada


Foto: Passarinho/Pref. Olinda

Brasil: En mensaje a la ONU, Campaña Nacional expresa preocupación con los derechos de niñas, niños y adolescentes

2 de junio de 2019

Ante un llamado de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OHCHR), la Campaña Nacional por el Derecho a la Educación de Brasil, envió al órgano informaciones sobre el estado de los derechos de la niñez en el país, respecto a los campos temáticos que se enfocarán en la revisión de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en julio de este año.

La revisión tendrá lugar en el Foro Político de Alto Nivel, que se realizará del 9 al 18 de julio en Nueva York, enfocando el ODS 4 – referido a la educación – y también los objetivos de número 8 (trabajo decente y crecimiento económico), 10 (reducción de las desigualdades), 13 (acción por el clima), 16 (paz, justicia e instituciones sólidas) y 17 (alianzas para lograr los objetivos).

El OHCHR está elaborando un informe sobre los derechos de la niñez y los ODS que se presentará en el Foro Político de Alto Nivel y, para contribuir con su contenido, abrió dicha convocatoria al envío de aportes desde la sociedad civil.

Los insumos enviados al órgano por la Campaña Nacional de Brasil señalan fuertes riesgos de que los ODS 4, 8 y 16 no se realicen en el plazo previsto en el país, debido a una serie de medidas implementadas por el actual gobierno.

Asimismo, recogen datos alarmantes sobre la situación de los derechos humanos en Brasil, como: el no cumplimiento del Plan Nacional de Educación (PNE) 2014-2024; el congelamiento de gastos públicos en educación y la no implementación de los mecanismos Costo Alumno Calidad Inicial (CAQi) y Costo Alumno Calidad (CAQ), que establecen parámetros para el financiamiento de la educación pública de calidad; millones de niñas, niños y adolescentes sin acceso a la educación básica; el avance de la iniciativa “Escuela sin Partido”, que quiere prohibir la discusión de temas como política, igualdad racial e igualdad e identidad de género en las escuelas; una perspectiva reduccionista de la educación en la infancia y retrocesos para la educación inclusiva y la inserción de personas con discapacidad en el sistema público; el intento de reglamentar la educación domiciliar, como forma de incentivar la privatización de la enseñanza a distancia e impedir la socialización y el contacto de estudiantes con la pluralidad; el agravamiento de la situación de niñas, niños y adolescentes en condiciones de trabajo precarias, con la reforma laboral que flexibiliza derechos; y el cierre de espacios de participación de la sociedad civil en las políticas públicas, así como la eliminación de órganos administrativos participativos, afectando gravemente áreas como: derechos humanos, igualdad racial, indígenas, poblaciones rurales, población LGBTI y medio ambiente.

“En este contexto alarmante, instamos a que el OHCHR recomiende al Estado brasileño la restauración y el fortalecimiento de las instancias democráticas de participación de la sociedad civil, así como la reversión de los actuales retrocesos. También urgimos a que se respeten la Convención sobre los Derechos de la Niñez de la ONU y las observaciones hechas al Brasil por el Comité que hace seguimiento a dicha Convención. El Comité hizo un llamado para que el Estado brasileño asuma su responsabilidad por la garantía de recursos financieros adecuados para la implementación del Plan Nacional de Educación, inclusive en situaciones de crisis económica e inestabilidad política”, afirma Andressa Pellanda, coordinadora ejecutiva de la Campaña Nacional por el Derecho a la Educación.

En el informe que envió a la ONU, la Campaña presenta recomendaciones para la garantía del derecho a la educación pública, gratuita, inclusiva, igualitaria y de calidad, desde la primera infancia y en base a una perspectiva de derechos.


Foto: ONU/Ecuador

En Foro Político de Alto Nivel de la ONU, CLADE insta a que los Estados prioricen la educación para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

24 de julio de 2017

Se realizó entre el 10 y el 19 de julio, en Nueva York, el Foro Político de Alto Nivel de Naciones Unidas (HLPF por su acrónimo en inglés), la plataforma internacional para el seguimiento y revisión del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que fueron adoptados por los Estados miembros en septiembre del 2015. (más…)


“La implementación de toda la Agenda de Desarrollo Sostenible es impulsada desde una educación de calidad, equitativa e inclusiva»

21 de julio de 2017

Camilla Croso, coordinadora general de la CLADE y presidenta de la Campaña Mundial por la Educación (CME), representó el Grupo de Educación y Academia (EASG) en el Debate General del Consejo Económico y Social de Naciones Unidas (ECOSOC), que tuvo lugar el 20 de julio, luego del cierre del Foro Político de Alto Nivel de la ONU (HLPF, por su acrónimo en inglés), plataforma internacional de seguimiento a los Objetivos de Desarrollo Sostenible. (más…)


Mujer llevando a un niño pequeño en sus hombros, mientras golpea una cacería
Arriba las que luchan

11 Estados de América Latina y el Caribe presentan a la ONU sus revisiones nacionales voluntarias sobre el cumplimiento de la Agenda 2030

20 de julio de 2017

Se realizó entre el 10 y el 19 de julio en Nueva York el Foro Político de Alto Nivel de Naciones Unidas (High Level Political Forum – HLPF, por su acrónimo en inglés), la plataforma internacional para el seguimiento y revisión del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los cuales fueron adoptados por los Estados miembros en septiembre de 2015. (más…)