Foto: Fellipe Abreu

Los sujetos de la EPJA y la Red-EPJA

25 de septiembre de 2020

El campo de la Educación de las Personas Jóvenes y Adultas (EPJA) es tan amplio y diverso, como complejo, y la misma complejidad se presenta para explicar los sujetos de estudio de la EPJA.  De acuerdo a José Rivero, los sujetos de estudio de la EPJA son todas aquellas personas jóvenes y adultas que por distintos motivos, no han tenido la oportunidad de asistir a servicios educativos regulares y/o que buscan elevar sus competencias básicas para lograr mejores condiciones de vida y mayores oportunidades de trabajo e inserción social […] y una de las características que comparten son experiencias en lo educativo, de riesgo, entendido como la probabilidad que tiene un conjunto de la población de quedar marginado de la vida social, política y económica según el nivel formal de educación alcanzado en el contexto en el que se desenvuelve (págs. 117-118).

Con base en lo anterior hay que destacar que hablar de sujetos de la educación en cuanto a personas jóvenes y adultas demanda, desde un enfoque socio-educativo, referirse a sus trayectorias no sólo educativas, sino también sociales; es decir: de organización familiar, laboral y migratoria, lo que inherentemente lleva a una historia social y económica de pobreza, violencia, inequidad y discriminación cultural y de género.

A partir de la descripción de Rivero y de la oportunidad de trabajar con las y los jóvenes y adultos que acuden a los Centros de Educación Extraescolar (CEDEX´s) (Institución pública que ofrece educación básica: alfabetización, primaria y secundaria a la población joven y adulta), es que hoy conocemos e identificamos mejor, a los sujetos de la EPJA.

Las edades de las y los estudiantes de CEDEX es diversa: el 35% está entre los 15 y 20 años; el 7% entre los 23 y 26 años; el 3% entre los 27 y 30 de edad, el 7% entre los 40 y 50 años, el 10% de 50 a 60 años, el 7% entre los 60 y 70 años, un 3% de 70 a 75 años y finalmente, están los menores de 15 años de edad que es el 28%. De estos menores de 15 años de edad, abandonaron la primaria entre los 6 y 9 años. El resto de las y los estudiantes, abandonaron la primaria y secundaria entre los 9 y 14 años de edad. Los motivos por los que estos jóvenes y adultos abandonaron la escolarización, de acuerdo a entrevistas, fue sobre todo por factores económicos, embarazos a temprana edad, problemas familiares (decesos, privados de la libertad, enfermedades, etc.).

En cuanto a su ingreso a CEDEX, relataron que les tomó tiempo, pero que la necesidad y urgencia de mejorar sus condiciones de vida laboral y el deseo de ser “respetados por la sociedad”, fue lo que los llevó a tomar la decisión. Como se puede ver, la persistencia o «reproducción cultural» (Bourdieu, 1988; Bourdieu y Passeron, 1977) de estos valores sociales, dificulta que las personas jóvenes o adultas ingresen o regresen al sistema educativo.

«Los sujetos de la EPJA son jóvenes y adultos que se vieron obligados a suspender su trayecto educativo y con ello a agregar una pérdida más, a su ya larga lista de derechos. Es desde esta realidad que se debe considerar la integralidad, esto significa visibilizarlos y visualizarlos en sus múltiples roles en los que se desempeñan; es decir, que cada ámbito en el que se mueven y que los constituye como sujetos, va a influir y afectar a los otros espacios»

En cuanto a su lugar de origen, el 50% de las y los jóvenes y adultos son del estado de Morelos, y de este 50% el 37% viene de municipios del sur de Morelos, región considerada agrícola. En entrevista comentaron que migraron a la ciudad de Cuernavaca porqué era difícil continuar con la siembra o bien porque no los contrataban como jornaleros: “vienen de otros estados y se venden más barato”. El 39% son del estado de Guerrero y un 11% del Estado de México.

En entrevista expresaron, sobre todo las y los jóvenes (14 a 23 años), que su migración fue una combinación entre el interés y la necesidad.  Y si bien parece lógico sientan interés o atracción los sujetos de este grupo etario hacia las grandes ciudades, vale la pena aclarar que esa atracción es segmentada, pues en este caso su migración obedeció a la necesidad de trabajar y a la esperanza por mejorar su situación. Actualmente la mayoría trabaja de manera independiente, el 63% (vendedores ambulantes, como empacadores, cargadores, garroteros en fondas, albañilería, trabajo doméstico, ayudantes en taquerías, ayudantes de plomeros, entre otros) y estos mismos expresaron, en entrevistas, que no están satisfechos ni con su trabajo ni con haber dejado sus lugares de origen, pero esperan mejorar sus condiciones una vez que concluyan su escolaridad.

Como se puede apreciar con estas cifras y breves testimonios, los sujetos de la EPJA son jóvenes y adultos que se vieron obligados a suspender su trayecto educativo y con ello a agregar una pérdida más, a su ya larga lista de derechos. Es desde esta realidad que se debe considerar la integralidad, esto significa visibilizarlos y visualizarlos en sus múltiples roles en los que se desempeñan; es decir, que cada ámbito en el que se mueven y que los constituye como sujetos, va a influir y afectar a los otros espacios. 

Es desde concepción de integralidad, que la Red-EPJA ha venido orientado su trabajo a lo largo de 20 años, dando cabida a una multiplicidad de actores que realizamos acciones de manera directa o tangencial hacia y con los sujetos de la EPJA. La Red-EPJA en su devenir histórico convoca cada año y desde sus líneas de acción al trabajo colectivo: en formación, nosactualizamos las y los educadores y docentes de este campo, con la intención de ir transformando y ampliando perspectivas sobre la EPJA; desde la investigación se debaten teorías, metodologías y productos parciales que nos permitan reconceptualizar a los sujetos de la EPJA y por tanto hacer propuestas pertinentes a la luz de necesidades e intereses del momento histórico; en la difusión se comparten avances, equívocos, dudas, aprendizajes y saberes para enriquecernos y crecer tanto individual como socialmente; en la vinculación, nuestros lazos se estrechan en las reuniones reconociendo la necesidad de hacer alianzas desde el trabajo intersectorial e interinstitucional para favorecer el desarrollo de las personas jóvenes y adultas y, finalmente, en incidencia es el trabajo coordinado entre todas y todos para llevar a cabo un “pacto” con el Estado y con ello dar respuesta a demandas y necesidades; que en este caso es: La modificación a la Ley General de Educación  actual para impulsar la educación de los sujetos de la EPJA.

Esto es parte del trabajo que realiza la Red-EPJA desde el 2001 y este año, en su veinte aniversario, está como convocante la Campaña por el Derecho a la Educación en México (CADEM). La reunión se llevará a cabo del 5 al 7 de octubre en modalidad virtual.


Fuentes:

Bourdieu Pierre-Jean-Claude Passeron (2008) La Reproducción. Elementos para una Teoría del Sistema de Enseñanza

Valdés, Raúl, et., al. (2013). Aportes conceptuales de la educación de personas jóvenes y adultas: hacia a construcción de sentidos comunes en la diversidad. Organización de estados Iberoamericanos-Instituto de la UNESCO para el Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida.

https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000224714. Consultado agosto 2019.


Ilustración:

Muestra multimedia sobre la Educación de Personas Jóvenes y Adultas abre inscripciones hasta el 31 de octubre

8 de septiembre de 2020

Estudiantes, docentes, activistas de organizaciones de la sociedad civil y grupos culturales que desarrollen trabajos multimedia, artísticos y culturales que promuevan la visibilidad de la Educación de Personas Jóvenes y Adultas (EPJA) podrán inscribirse hasta 31 de octubre de 2020 para participar de la muestra multimedios “Otras lecturas del mundo: miradas de personas jóvenes y adultas”.

Lanzada hoy, 8 de septiembre, en el marco de celebración del Día Internacional de la Alfabetización y hacia la conmemoración del centenario del nacimiento de Paulo Freire, el 19 de setiembre de 2021, la muestra audiovisual busca ofrecer un espacio para la presentación de experiencias que se desarrollen en este campo de la educación y que pongan de relieve, a través de expresiones artísticas, la importancia de la EPJA como derecho humano fundamental, su potencial transformador y para la promoción de los derechos humanos y de una vida digna. 

La iniciativa es impulsada por la CLADE en alianza con el Consejo de Educación Popular de América Latina y el Caribe (CEAAL), la Red de Educación Popular Entre Mujeres de Latinoamérica y el Caribe (REPEM), la Federación Internacional de Fe y Alegría, y el Consejo Internacional de Educación de Personas Adultas (ICAE); y cuenta con el apoyo de la DVV International.


¿Quiénes pueden participar?

 

  • Comunidades educativas: Estudiantes, docentes y trabajadoras/es de la educación.
  • Grupos de arte y cultura: artistas y/o colectivos que actúen en el sector de la cultura.
  •  Colectivos y organizaciones sociales: que actúen con procesos educativos u otros campos de los derechos humanos.

¿Qué se puede presentar?


Trabajos multimedia, artísticos, culturales como
audiovisuales,  fotografías, foto reportajes, testimonios documentales, podcasts, animaciones que promuevan la visibilidad de experiencias específicas del ámbito de la educación de personas jóvenes y adultas, con una mirada regional y un enfoque centrado en la defensa del derecho a la educación y de los derechos humanos en general. 


¿Cómo inscribirse?


Para participar, solo debes diligenciar este formulario hasta el 31 de octubre. En caso de que tengas alguna duda, sobre cómo inscribirte, envía un mensaje al correo electrónico: muestraepja@redclade.org


Para más informaciones:


>> Muestra multimedia
“Otras lecturas del mundo: miradas de personas jóvenes y adultas”


>> Convocatoria completa


Foto: Pablo Guzman / CEPAL

El derecho a la educación de personas jóvenes y adultas en tiempos de pandemia

17 de agosto de 2020

Más allá de la restricción de la garantía del derecho a la educación a las personas jóvenes y adultas, que ha sido motivo de profunda preocupación y tema de debate en los últimos meses, al reflexionar sobre los impactos de la crisis resultante de la propagación del COVID-19 en el sistema educativo de América Latina y el Caribe, es necesario preguntarse: ¿Cuál es el potencial de la Educación de Personas Jóvenes y Adultas (EPJA) para superar la crisis? ¿Cómo nos imaginamos la educación para los jóvenes y adultos en este nuevo mundo en que vivimos y basados ​​en el contexto regional? 

A partir de estas dos cuestiones, Giovanna Modé y Adelaida Entenza, de la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE), tejen sus reflexiones sobre el derecho a la EPJA en América Latina y el Caribe en el ensayo “Resistir y Re-existir: Reflexiones sobre la EPJA y el COVID-19 desde la perspectiva de América Latina y el Caribe”.

El ensayo fue publicado en un número especial de la DVV International, que reúne análisis de especialistas en derechos humanos del Sur Global que muestran cómo la pandemia profundiza la división de la sociedad en ricos y pobres, y está hasta el momento disponible solamente en inglés. 

Para las autoras, aunque con la crisis resultante de la propagación de COVID-19 en América Latina y el Caribe la EPJA esté sujeta a perder prioridad en las políticas públicas, esa modalidad educativa tiene como una de sus características más importantes la capacidad para promover el ejercicio de pensar y co-crear el mundo, preparando propuestas y alternativas para responder al contexto actual. 

Las autoras también llaman la atención sobre la identidad de la Educación de Jóvenes y Adultos en la región. “Tradicionalmente, en América Latina y el Caribe, este nivel de educación, a pesar de todo, entiende la diversidad experimentada en los países como una segunda oportunidad para quienes no pudieron aprender en su momento apropiado. No es necesario reforzar que son precisamente las poblaciones históricamente más excluidas que demandan oportunidades de alfabetización y educación de jóvenes y adultos, por lo que sigue siendo una cuestión fundamental de derechos, reparación y justicia”.

Sin embargo, afirman la importancia de ampliar, en este contexto de crisis, la perspectiva de una educación a lo largo de la vida que va mucho más allá de las habilidades mínimas. “Más que nunca, la EPJA nos recuerda cuán esencial es la educación de jóvenes y adultos para el campo de la salud y la atención, tanto individualmente como colectivamente y globalmente, para el plano de las subjetividades (la expansión de sentimientos, imaginación y confrontación y superación de miedos), y para la sostenibilidad de la vida: un futuro más sostenible, un nuevo cambio de paradigma, relaciones socioeconómicas que respetan territorios y comunidades, políticas alimentarias, construcción social del hábitat y producción colectiva de conocimiento”.

También como contribución de América Latina y el Caribe en el mismo número, Timothy Ireland, de Brasil, analiza el tema en su artículo “Incluso en tiempos de COVID-19, no se puede lavar las manos de la EPJA” (en inglés).


>> Ensayo completo  “Resistir y Re-existir: Reflexiones sobre la EPJA y el COVID-19 desde la perspectiva de América Latina y el Caribe” (en inglés)


Foto: Adam Jones

¿Cómo garantizar la EPJA en tiempos de pandemia?

28 de julio de 2020

¿Qué se está haciendo para garantizar la Educación de Personas Jóvenes y Adultas (EPJA) en América Latina y el Caribe? ¿Qué pueden hacer las y los educadores? Buscando contestar esa y otras interrogantes sobre el derecho a la educación a lo largo de la vida en la región, especialmente en el contexto de pandemia por el Covid-19, el Consejo de Educación Popular de América Latina y el Caribe (CEAAL) y el Grupo de Incidencia en Políticas Educativas (GIPE), que forma parte del Consejo de Educación Popular de América Latina y el Caribe (CEAAL), lanzaron la publicación “La Educación de Personas Jóvenes y Adultas (EPJA) en América Latina y el Caribe durante la pandemia por la Covid-19″. 

«Las medidas de aislamiento evidencian las asimetrías existentes y las profundizan, y suponen un retroceso educativo que tiende a profundizar las desigualdades, principalmente por las condiciones económicas y sociales de la gran mayoría de la población»

Con cinco capítulos divididos en 15 páginas, la publicación analiza el escenario actual del derecho a la educación de personas jóvenes y adultas en la región, además de subrayar algunos desafíos para garantizarlo, como la importancia de desarrollar políticas de democratización de la conectividad, especialmente para zonas urbanas marginales, rurales, amazónicas; y para personas afrodescendientes. Asimismo, subraya la necesidad de fortalecer el trabajo territorial ligado a la educación comunitaria que responda a las necesidades y demandas de las organizaciones y personas para construir una sociedad educadora, compartiendo saberes, el autocuidado, estrechando lazos de solidaridad y fortaleciendo los valores ciudadanos.

“En el mundo entero y en América Latina y el Caribe, estamos viviendo las consecuencias de una crisis que se inicia como sanitaria, ocasionada por el Covid-19, y que hoy tiene graves consecuencias en lo económico, educacional, ambiental, en el cuidado de la vida y de la naturaleza. (…) Las medidas de aislamiento evidencian las asimetrías existentes y las profundizan, y suponen un retroceso educativo que tiende a profundizar las desigualdades, principalmente por las condiciones económicas y sociales de la gran mayoría de la población”, afirma la publicación.

Según el documento, la educación de personas jóvenes, adultas y adultas mayores está caracterizada no solo por la edad de aquellos que están por fuera del sistema educativo, sino también por su condición social. “En otras palabras, son aquellos y aquellas que el sistema ya ha excluido. Son aquellos y aquellas a los y las que hoy el sistema vuelve a golpear en esta situación de aislamiento. Esta población se encuentra en situación de vulnerabilidad en todos sus sentidos”.

La publicación también presenta una muestra de lo que siete países de la región están haciendo, a partir de informes de países recopilados por miembros del GIPE-CEAAL. A continuación se presenta un resumen de cada uno de ellos. 

Argentina 

En lo que hace a política educativa, poco se habla de la situación de jóvenes y adultos en esta emergencia educativa. Las propuestas oficiales por parte del Estado no contemplan la particularidad del trabajo con este sector de la población. En cambio, apuntan a cierta democratización del acceso a la educación, a través de la elaboración de cuadernillos para educación primaria y secundaria (con el fin de que lleguen a los territorios más remotos de la geografía local) y a la generación de contenidos audiovisuales o radiales, que se presentan como sustitutos de los y las docentes: las clases continúan; el Ministerio de Educación educa a través de estos dispositivos.


Brasil 

La gran mayoría de los departamentos de educación, estatales y municipales, suspendió las actividades en el aula a fines de marzo. Recién el 28 de abril el Consejo Nacional de Educación (CNE) aprobó por unanimidad las directrices para guiar a las escuelas de educación básica y las instituciones de educación superior durante la pandemia de coronavirus. Durante este intervalo de un mes, los estados y municipios trataron de crear sus propias estrategias para la enseñanza y la asistencia alimentaria. En términos de estrategias pedagógicas, es posible identificar tres: las que usan Google Classroom, las aplicaciones desarrolladas específicamente para esta misión, las clases de video u otras plataformas de la propia secretaría, las que usan canales de TV abiertos para transmitir clases, y la preparación de material impreso y folletos que los estudiantes pueden recibir en casa o recoger en la escuela.


Chile 

En todo el sistema educacional chileno se ha enfrentado la emergencia sanitaria y su impacto en la vida escolar a través de la educación a distancia, con todas las limitaciones que ello tiene en materia de capacitación de los y las docentes. Además, la educación en línea es un recurso de emergencia en la actualidad pero no puede ser sólo una réplica de la educación presencial, como tampoco simular en las casas las actividades y los procedimientos de estudio y evaluación que son propios de la vida escolar regular. Directivos, docentes y equipos psicosociales de los establecimientos de la EPJA han debido asumir el desafío de enfrentar el cierre escolar con acciones de educación a distancia a través del uso de plataformas de tecnologías de comunicación remota (como Zoom y Whatsapp), preparación de guías de aprendizaje, entrega domiciliaria de estas guías donde no se tiene conexión a internet o no existen condiciones para la concentración y el estudio, al mismo tiempo que se procuraban ayudas alimentarias y apoyo psicosocial a los y las estudiantes que lo necesitaban.


El Salvador 

Se mantienen programas de alfabetización, educación básica y alfabetización para jóvenes y adultos, particularmente programas de modalidades flexibles como segunda oportunidad para quienes abandonaron el sistema y no lograron una educación oportuna. Estas modalidades han sufrido recortes presupuestarios y de cobertura en los últimos años. Se pasó de una inversión de $ 9,5 millones en 2019 a $ 8,1 millones en 2020 (este monto incluye los recursos asignados a través de instituciones implementadoras y los administrados desde las direcciones departamentales de Educación).


Guatemala

Guatemala mantiene enormes rezagos educativos a todo nivel. La cobertura del subsistema escolarizado es baja (80% en el nivel primario) y en algunos casos extremadamente baja (cercana al 50% en el primer ciclo de la secundaria y cerca del 25% en el segundo ciclo), mantiene una tasa de alfabetización absoluta del 20% según datos oficiales (2018) y tradicionalmente la EPJA ha sido mínima frente a la educación escolarizada. El sistema educativo en su conjunto se ha orientado hacia los procesos virtuales, lo que solo permite un alcance parcial, dada la baja cobertura de internet. Hasta ahora las principales acciones son: entrega de alimentos (alimentación escolar) a las familias de los estudiantes del nivel primario y, desde mayo, distribución de guías educativas impresas para todos los grados del nivel primario (para dos semanas, con baja calidad).


Nicaragua 

No ha interrumpido oficialmente las actividades educativas. Según el Ministerio de Educación se ha instado a los centros educativos a tomar medidas como el lavado de manos al menos dos veces al día y mantener distanciamiento de no menos de un metro con los estudiantes. No hay información específica sobre la Educación de Jóvenes y Adultos, y se continúan desarrollando como en tiempos normales las diversas modalidades de educación presencial y a distancia.


Perú 

El Ministerio de Educación (MINEDU) ha implementado una estrategia de enseñanza a distancia denominada “Aprendo en casa” que, según datos oficiales, está llegando a más de seis millones de estudiantes de colegios públicos de la Educación Básica Regular, Básica Alternativa y Especial, a través de diversos medios como internet, radio y televisión. Según un informe del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, en el Perú solo el 46% de peruanos tiene acceso a Internet; la penetración de Internet es casi inexistente en las zonas rurales (1%), mientras que en las zonas urbanas es del 30,2%.


República Dominicana

A partir de la declaratoria del Estado de Emergencia Nacional, el 19 de marzo de 2020, y la suspensión de la docencia presencial, el Ministerio de Educación de la República Dominicana (MINERD) marcó la necesidad de diseñar e implementar estrategias y actividades para dar continuidad al aprendizaje desde casa, utilizando diversos recursos y herramientas virtuales disponibles para esos fines, y otras como medio de comunicación e información. La respuesta educativa ha integrado la televisión, la radio, las plataformas diversas, las herramientas y los recursos virtuales múltiples. En general, ha dado respuestas a casi tres millones de estudiantes a nivel nacional. En EPJA, se ha atendido alrededor de 300 mil estudiantes, sin contabilizar los de alfabetización, en mil centros y con alrededor de diez mil docentes. 


>> “La Educación de Personas Jóvenes y Adultas (EPJA) en América Latina y el Caribe durante la pandemia por la Covid 19″


Foto: Secretaria de Educación Soacha

Colombia: Presión de organizaciones impide la suspensión de la Educación de Personas Jóvenes y Adultas en el país

23 de junio de 2020

Días después de que la Coalición Colombiana por el Derecho a la Educación (CCDE) publicó pronunciamiento que denunciaba la Directiva 05 del Ministerio de Educación Nacional de Colombia por suspender la realización de la Educación de Personas Jóvenes y Adultas (EPJA) hasta que la crisis sanitaria por el COVID-19 termine, el gobierno colombiano modificó la medida y aseguró que la modalidad educativa deberá ser tratada con prioridad.

“Esta petición contó con el respaldo de más de 900 firmas de personas a nivel nacional e internacional. Como respuesta a esta denuncia, el Ministerio de Educación emite la Directiva 014, de 12 de junio de 2020, (…) que deja un mensaje bien claro de quienes son los responsables y cómo queda la EPJA en el contexto de la pandemia, garantizando la finalización de todos los ciclos de educación de jóvenes y adultos, para que todos los estudiantes puedan culminar sus estudios”, afirma el más reciente pronunciamiento de la Coalición, publicado el 20 de junio.


Comunicación, incidencia política y formación 

Las acciones que resultaron en la garantía de la realización de la Educación de Personas Jóvenes y Adultas para este año en el país han sido fortalecidas desde el año pasado con un encuentro sobre la EPJA, que reunió cerca de cien personas. “Esa participación permitió visibilizar un poco más la situación de la EPJA en Bogotá, la capital colombiana, y también en muchas regiones del país”, explica la coordinadora de la Coalición, María Elena Urbano. 

Publicación “Por una Educación de Personas Jóvenes y Adultas Emancipadora y Garante de Derechos”, que sistematiza las reflexiones y los diálogos del encuentro realizado en el 2019

Además de darle visibilidad a dicha modalidad educativa, según María Elena Urbano, el encuentro del año pasado permitió consolidar un grupo dinamizador de acciones de formación y comunicación sobre la EPJA. “Identificamos a una temática para hacerle frente al deterioro en que se encuentran los programas de EPJA y hemos fortalecido este proceso a través de acciones de formación”, explica.

Con relación a la comunicación, la Coalición ha iniciado una campaña de visibilización de la modalidad llamada “Los Rostros de la EPJA”. “Son diferentes personas, entre docentes y estudiantes, que acceden a los diferentes modelos de la Educación de Personas Jóvenes y Adultas y hacen relatos sobre sus experiencias, sus metas, sueños y, sobretodo, sobre lo que sería la educación de calidad para ellas”, explica Andrés Ramos, responsable por el área comunicativa en la Coalición. 

 

Mira uno de los videos:

#EducaJóvenesyAdultosYA

Mirella Astroina, perteneciente al Pueblo indigena Barí, en el departamento Norte de Santander nos cuenta las necesidadess, las luchas y su sueño de educarse. Mirella, al igual que muchos estudiantes y maestros de las comunidades indigenas y que se encunetran en la ruralidad, exigen un fortalecimiento y seguimiento al que hacer pedagógico de los docentes, la inclusión de materias que permitan la recuperación de la lengua materna, el fortalecimiento de la misma a través de los docentes bilingües, la enseñanza de contenidos pedagógicos que recupere el saber tradicional, pero sobre todo el apoyo y promoción de encuentros etnoculturales que les permita a los jóvenes Bari compartir experiencias, saberes con los “ancestros” sus mayores de su comunidad, y así tener una #educación de calidad y para toda la vida. CLADE – Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación

Posted by Coalición Colombiana por el Derecho a la Educación on Monday, June 8, 2020


Diversidad e importancia de la EPJA 

Según el Tercer Informe Mundial sobre el Aprendizaje y la Educación de Adultos (GRALE III, 2016), en el mundo suman actualmente 758 millones de personas adultas –incluyendo a 115 millones de personas entre 15 y 24 años– que no saben leer o escribir adecuadamente, siendo que dos tercios de esta cifra son mujeres. En América Latina y el Caribe, 36 millones de personas jóvenes y adultas con 15 años o más son consideradas analfabetas (UIS UNESCO, datos 2010), lo que representa un 9% de la población de esta edad.

“El promedio regional se ha alterado poco en los últimos años, lo que muestra que los avances son todavía insuficientes. Si se considera el analfabetismo funcional, entendido como la falta de habilidades y competencias requeridas por las personas para los distintos contextos de la vida, esta cifra crecería significativamente”, explica la publicación “No Dejar a nadie atrás: El rol central de la Educación de Personas Jóvenes y Adultas en la implementación de la Agenda 2030”, publicada en el 2018 por la CLADE.  

La realidad de la EPJA en Colombia no es diferente del promedio regional. Según la secretaria técnica y responsable por las acciones referentes a la Educación de Personas Jóvenes y Adultas en la Coalición, Blanca Cecilia Gómez, todavía no hay en Colombia una política pública para la EPJA suficientemente fortalecida. 

“Desde la Coalición siempre hemos tenido una preocupación por el derecho a la educación en general, pero sobretodo en las partes menos reconocidas por el Estado y una de ellas es la EPJA. Todavía no existe una política pública de EPJA en Colombia y por eso nos hemos metido con fuerza para tratar de que el Estado la reconozca dentro del derecho a la educación”, afirmó.  

A su vez, María Elena Urbano explica que las desigualdades en Colombia refuerzan la importancia de luchar por el derecho a la EPJA. “El hecho de luchar por el derecho a la educación de personas jóvenes y adultas es una apuesta porque aquí hay poblaciones vistas como de ‘primera’, ‘segunda’ y ‘tercera’ categorías. Hay que luchar mucho contra la discriminación y, sobretodo, entender que esa lucha es un acto muy humano por la igualdad. Hay que pelear por el derecho a la educación en cualquier momento de la vida”, enfatizó.  

Según Blanca Cecilia Gómez, no hay una única forma de EPJA en Colombia. “Hay la educación nocturna que se hace en los colegios públicos, pero también tenemos educación en los territorios, educación indígena, educación rural, educación con jóvenes excluidos de la escuela, educación comunitaria, educación dirigida a población discapacitada, educación en las cárceles, etc”, explicó. 

Para la activista, las personas que entran a esta modalidad de educación, desde el inicio, tienen violado su derecho a la educación, sea por cuestiones de pobreza, falta de acceso por distancia de la escuela, entre otras. “Esta educación se convierte en vital para poder mejorar sus condiciones de vida. Hay varios casos de personas para quienes el hecho de poder estar en esta educación es como su última posibilidad para poder mejorar sus condiciones de vida y poder acceder a estudios superiores técnicos o profesionales. Por eso esa educación es clave para garantizar los derechos y hay que respaldarla”, subrayó.


Aula de clase de EPJA
MEC/João Bittar

Colombia: Coalición denuncia Ministerio de Educación por suspensión de la EPJA en el país

9 de junio de 2020

La Coalición Colombiana por el Derecho a la Educación (CCDE) divulgó un pronunciamiento público, en el cual denuncia al Ministerio de Educación Nacional de Colombia (MEN) por suspender la realización de la Educación de Personas Jóvenes y Adultas (EPJA) a partir del segundo semestre de 2020, hasta que la crisis sanitaria por el COVID-19 termine. 

Según la coalición, la directiva del Ministerio publicada el 5 de marzo de 2020, que prioriza la implementación de estrategias pedagógicas de trabajo en casa y de una modalidad de complemento alimentario para consumo en casa a la población en edad escolar, suspende la contratación de la prestación del servicio educativo para personas adultas durante la presente vigencia, así como suspende el ingreso de personas jóvenes y adultas para el siguiente ciclo, hasta el 2021.

“En un país tan desigual como Colombia, esta Directiva 05 del MEN es discriminatoria y acrecienta la injusticia social y educativa, al negar el derecho a la educación a las personas jóvenes y adultas más excluidas y empobrecidas de nuestro país, que están en esta modalidad de educación porque antes han sido excluidas del sistema educativo y su derecho humano a la educación ha sido negado a lo largo de su vida; con esta resolución de nuevo es violado este derecho y se reincide en su exclusión”, afirma la coalición en su pronunciamiento.

En el comunicado, la CCDE hace un llamado a la ministra de Educación y a su equipo para que revisen esta medida y, de manera inmediata, se restablezca el Derecho Humano a la Educación de las Personas Jóvenes y Adultas, permitiendo la matrícula para el segundo semestre y el próximo año a las personas que requieren esta educación.

>> Pronunciamiento público de la CCDE completo


Coalición Colombiana lanza publicación sobre EPJA

23 de abril de 2020

Contribuir para que las políticas públicas de Educación de Personas Jóvenes y Adultas (EPJA) en Colombia sean construidas desde las perspectivas y demandas de las y los estudiantes y docentes. Este es uno de los objetivos de la publicación “Por una Educación de Personas Jóvenes y Adultas Emancipadora y Garante de Derechos”, recién lanzada por la Coalición Colombiana por el Derecho a la Educación, en alianza con la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE) y con el apoyo de DVV International. (más…)


Foto: Eduardo Amorim

¿Cómo educar bien a las personas jóvenes y adultas?

12 de febrero de 2020

El Consejo Internacional para la Educación de Personas Adultas (ICAE) invita a participar en la serie de diálogos virtuales formativos “La buena educación para las personas adultas”, la cual toma como base la última edición de la revista Educación de Adultos y Desarrollo (EAD).


Experiencias y buenas prácticas de todo el mundo

El último número del periódico EAD aborda el tema de la profesionalización en la educación de personas jóvenes y adultas (EPJA), planteando preguntas como: ¿Qué hace a un buen educador o educadora de personas adultas? ¿Cómo nos entrenamos para ello? ¿Debemos hacer de la educación de personas adultas un elemento obligatorio de la formación inicial de docentes? ¿Cómo tratar a numerosas/os docentes que tienen muy buena formación, pero nunca obtuvieron certificación en materia educativa?

Las y los siguientes autoras/es del último número de la revista EAD participarán en los diálogos virtuales:

Durante los webinarios, las y los autores presentarán sus artículos escritos para la edición de este año de EAD y dialogarán con las y los participantes. Puedes leer los artículos que serán debatidos en los seminarios virtuales aquí (disponibles en inglés, francés y español).


Inscripciones

Los webinarios son gratuitos y están abiertos a la participación de todas las personas. Para inscribirte a todas las sesiones, solo debes pinchar aquí. Puedes también hacer tu inscripción individualmente para cada webinario a través de los enlaces proporcionados anteriormente. La fecha límite para la inscripción es el día anterior a la celebración de cada webinario.

Los diálogos virtuales se desarrollarán en inglés o francés en la plataforma zoom.us, a la que se puede acceder mediante un navegador web normal o a través de la aplicación. En caso de ser necesario, el ICAE dispondrá de asistencia técnica.


Foto: João Bittar/MEC

UNESCO recomienda a los Estados que aumenten inversiones en la educación de personas jóvenes y adultas

10 de enero de 2020

Los hallazgos del cuarto Informe mundial sobre el aprendizaje y la educación de adultos (GRALE 4) reflejan que las personas con discapacidades, mayores, refugiadas, migrantes, que viven en zonas de conflicto, que forman parte en grupos minoritarios u otros segmentos históricamente desfavorecidos de la sociedad están “particularmente subrepresentadas” en la Educación de Personas Jóvenes y Adultas (EPJA). (más…)


Fotos: CCDE

Colombia: Encuentro reunió a estudiantes, docentes y activistas para discutir la educación de personas jóvenes y adultas

20 de octubre de 2019

Se realizó el último sábado, 19 de octubre, en Bogotá (Colombia),  el Encuentro de Estudiantes de la Educación de Personas Jóvenes y Adultas (EPJA), con la participación de 95 personas, entre estudiantes, docentes y autoridades de diferentes regiones de Colombia, incluyendo indígenas, personas campesinas, jóvenes y mayores. El evento fue convocado por la Coalición Colombiana por el Derecho a la Educación (CCDE), el Frente Amplio por la Educación, los Derechos y la Paz (FAXE), el Colectivo Voces y Colores, la Asociación Distrital de Trabajadores/as de la Educación (ADE) y la Universidad Pedagógica Nacional, en alianza con la CLADE. (más…)