Brasil y Perú: lucha en espacios internacionales para garantizar el derecho a la educación

18 de Julio de 2019

En esta primera edición, abordamos la relevancia de la participación e incidencia de la sociedad civil en espacios internacionales. Para ello, presentamos las experiencias de participación de la Campaña Nacional por el Derecho a la Educación de Brasil (CNDE) y de la Campaña Peruana por el Derecho a la Educación (CPDE) en el Examen Periódico Universal (EPU) a sus países. 

Semana pasada, la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE) lanzó la publicación “La incidencia política por el derecho humano a la educación: relatos y aprendizajes desde América Latina y el Caribe – Volumen 3”. El documento presenta las experiencias de miembros de la CLADE en la lucha por el derecho humano a la educación: los desafíos, avances logrados y aprendizajes, las estrategias y recomendaciones que quedan para otros movimientos y organizaciones de la sociedad civil. 

Diversas acciones y temáticas transversalizan las 13 experiencias de lucha que se presentan en el documento: 10 iniciativas realizadas en ámbito nacional y otras tres llevadas a cabo a nivel regional. Poco a poco, presentaremos una serie de textos formativos para compartir y divulgar estas experiencias, reunidas por temas y estrategias comunes. 

En esta primera edición, abordamos la relevancia de la participación e incidencia de la sociedad civil en espacios internacionales. Para ello, presentamos las experiencias de participación de la Campaña Nacional por el Derecho a la Educación de Brasil (CNDE) y de la Campaña Peruana por el Derecho a la Educación (CPDE) en el Examen Periódico Universal (EPU) a sus países. 

Desde el diálogo persistente con oficinas de las Naciones Unidas y las delegaciones de diferentes países, así como a partir de la producción de informes-luz sobre la situación del derecho humano a la educación en sus contextos nacionales, las Campañas lograron poner en debate internacional los retrocesos y desafíos pendientes en las políticas educativas, presentando a la vez recomendaciones para la garantía de una educación pública, gratuita e inclusiva en Brasil y Perú.

Vale subrayar también que las dos Campañas intercambiaron informaciones, recomendaciones prácticas y aprendizajes sobre la incidencia en el EPU, previamente a la participación de la Campaña Peruana en la revisión, lo que fue de gran utilidad y apoyo a su actuación. 

“La CLADE ofreció orientaciones respecto al formato, lenguaje y exigencias que deberían seguirse en la elaboración del informe. El documento también se desarrolló a partir de la experiencia de otros miembros de la Campaña que participaron en el EPU, como la CNDE”, afirma la Campaña Peruana.


SOBRE EL EPU
El Examen Periódico Universal (EPU) es un mecanismo del Consejo de Derechos Humanos (CDH) de las Naciones Unidas (ONU), en funcionamiento desde el 2005.​ Establecido por la Asamblea General de la ONU,​ el EPU periódicamente examina la situación de los derechos humanos en los 193 Estados miembros.

Este mecanismo genera procesos de presión y coacción en las relaciones internacionales multilaterales cuando los países no cumplen las recomendaciones realizadas por los demás Estados. Para nutrir la revisión, son elaborados tres informes: uno presentado por el país que está siendo revisado; uno elaborado por la propia ONU; y otro que presenta una síntesis de recomendaciones de la sociedad civil.


A continuación, conoce más sobre la experiencia de cada país.

Brasil: recomendaciones internacionales a un gobierno que retrocede en los derechos humanos

En un contexto de inestabilidad democrática y de congelamiento de la inversión de recursos públicos en áreas como salud y educación en Brasil, la Campaña Nacional por el Derecho a la Educación (CNDE), que ya venía incidiendo por la garantía del derecho humano a la educación en el ámbito internacional, comienza a actuar con más fuerza en el exterior, como una forma de fortalecer el debate y presionar al gobierno de Brasil para que cumpla sus responsabilidades con la educación pública.

Como parte de estas acciones, la Campaña participó en el Examen Periódico Universal (EPU) de la ONU, aportando informaciones ante la rendición de cuentas por el gobierno nacional y en todas las sesiones previas a la revisión sobre la situación de los derechos humanos en Brasil. 

En alianza con la ONG Ação Educativa, la Asociación Nacional de los Centros de Defensa de Derechos de los Niños y Adolescentes (Anced) y la CLADE, la CNDE elaboró un informe para presentar los retrocesos del DHE en el país. En este informe, fueron presentadas denuncias sobre los altos índices de violencia contra la mujer, los retrocesos para la igualdad de género en la educación, la falta de cumplimiento del Plan Nacional de Educación (PNE) y la necesidad de garantizar un gasto público adecuado para el mantenimiento de un sistema educativo público de calidad, entre otros desafíos. 

Estas recomendaciones fueron incluidas en el informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que presenta un resumen ejecutivo de las contribuciones de la sociedad civil en el ámbito del proceso del EPU. 

“Uno de los principales aprendizajes fue haber sugerido a las misiones de los otros países que hicieran recomendaciones al Brasil que fueran positivas y relativas a las críticas sobre el cumplimiento del derecho a la educación que presentamos. Algunas de nuestras críticas tenían relación con los recortes de recursos implementados con la Enmienda Constitucional 95, que limitó el gasto público en educación. Una de las sugerencias que planteamos fue: proporcionar inversiones adecuadas para el cumplimiento del Plan Nacional de Educación, lo que fue una de las grandes referencias en las recomendaciones presentadas a Brasil por otros países, las cuales presionaron contra los recortes y en favor de un financiamiento adecuado para la educación”, explicó Andressa Pellanda, coordinadora ejecutiva de la Campaña Brasileña. 


Perú: articulación con otras organizaciones para presentar un informe sobre la educación a la ONU

La Campaña Peruana por el Derecho a la Educación (CPDE) viene apoyando y acompañando el desarrollo de estudios y análisis sobre el estado del derecho humano a la educación a nivel nacional, y en base a sus hallazgos, en el 2017, decidió diseñar y elaborar, en articulación con otras redes y organizaciones de la sociedad civil, un informe-luz, como aporte a la evaluación del Estado peruano ante el Examen Periódico Universal (EPU) de la ONU.

Las articulaciones institucionales hechas para elaborar el informe-luz llevaron a la creación del Colectivo EPU Perú, y fueron importantes para garantizar la presencia de la sociedad civil en Ginebra, Suiza, donde está la sede del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Aunque la CPDE no contara con recursos para viajar, otros integrantes del Colectivo EPU sí pudieron estar allí, lo que fue crucial para presentar las recomendaciones de la sociedad civil a las misiones de los países que iban a revisar el Estado peruano. 

Luego de su revisión, el gobierno de Perú aceptó 177 de las 182 recomendaciones sobre derechos humanos que le hicieron las 69 delegaciones de Estados miembros de la ONU que participaron en el EPU. Se ha “tomado nota” de otras cinco recomendaciones. Del total, 19 recomendaciones se referían a la educación y todas fueron aceptadas por Perú.

“Elaborar el informe para el EPU fue una experiencia muy buena, pues nos permitió establecer una relación directa con las Naciones Unidas y nos obligó a hacer un muy buen uso del lenguaje y los datos con precisión, para cumplir con las exigencias formales de los informes de la ONU. También nos permitió convocar a otras organizaciones que no formaban parte de la Campaña Peruana, pero que comparten nuestro interés por el Derecho a la Educación”, afirma Madeleine Zúñiga, coordinadora de la Campaña Peruana. 


>> Para leer más sobre estas experiencias y otras 11 iniciativas, descarga la publicación completa