CLADE adhiere a paro general en defensa de la educación pública y contra retrocesos para los derechos humanos en Brasil

14 de Junio de 2019

El equipo de la coordinación ejecutiva de la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE), al lado de la Campaña Nacional por el Derecho a la Educación de Brasil, se suma al paro general que se realiza hoy, 14 de junio, en distintos locales del país.

El paro, llamado #14J en las redes sociales digitales, es convocado por trabajadoras y trabajadores, sindicatos, movimientos sociales y comunidades educativas del país para protestar contra la reforma en las pensiones y el recorte de recursos públicos para ciencia, educación y otros campos de las políticas públicas sociales que impulsa el gobierno de Jair Bolsonaro, con graves impactos para los derechos de la población brasileña y la profundización de desigualdades e injusticias.

En este contexto, el equipo de la coordinación ejecutiva de la CLADE, con sede en São Paulo, se suma a las manifestaciones y a la huelga general, al lado de la coordinación de la CNDE y de otros colectivos, organizaciones, movimientos sociales, estudiantes, docentes y todas las personas movilizadas para defender los derechos humanos en Brasil.

¡Nos sumamos al paro para manifestar nuestro rechazo a los retrocesos, defender el financiamiento de la ciencia y la educación pública, gratuita, inclusiva y democrática, y contra la reforma en las pensiones que reduce derechos!


10,5 millones de niños, niñas y adolescentes trabajan en América Latina y el Caribe

12 de Junio de 2019

Este Día Mundial Contra el Trabajo Infantil (12 de junio), América Latina y el Caribe no tienen motivos para celebrar. Actualmente, 10,5 millones de niños, niñas y adolescentes trabajan en la región, de los cuales 6,3 millones realizan trabajos peligrosos. Esta situación se presenta en las cifras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). (más…)


Marcelo Camargo/Agência Brasil

Brasil: SAME moviliza a 200 mil personas para defender el Plan Nacional de Educación

9 de Junio de 2019

Con el lema “Educación: ¡ya tengo un plan! Necesitamos hablar sobre el Plan Nacional de Educación (PNE)”, la Semana de Acción Mundial  por la Educación (SAME) 2019 en Brasil tuvo lugar entre los días 2 y 9 de junio. Actividades académicas, educativas y políticas fueron realizadas en diversos lugares, como escuelas, plazas públicas, bibliotecas comunitarias, universidades y secretarías municipales y estaduales de Educación, con el objetivo de hacer un balance del cumplimiento de las metas del PNE, en su quinto aniversario.

Más de 1.200 actividades auto-gestionadas fueron realizadas por docentes, estudiantes, colectivos y activistas. En una semana, más de 190 mil personas fueron sensibilizadas para participar en el monitoreo del PNE y defender una propuesta para el nuevo Fundeb (Fondo de Mantenimiento y Desarrollo de la Educación Básica y de Valorización de los Profesionales de la Educación).

“Las acciones, en gran parte político-pedagógicas, tuvieron mucha calidad y generaron una formación de los sujetos sobre la principal legislación para la educación nacional. Se formó una ola de ciudadanas y ciudadanos conscientes e involucradas/os en la garantía del derecho a la educación en el país”, afirmó Andressa Pellanda, coordinadora ejecutiva de la Campaña Nacional por el Derecho a la Educación (CNDE), miembro de la CLADE en el país.

Plan Nacional de Educación

El PNE tiene una agenda progresiva y sus metas están dispuestas en un cronograma de plazos. Si no se cumple una tarea programada para el 2015, se perjudica el avance de otra meta programada para el 2016, y así sucesivamente.

El pasado 27 de mayo, la CNDE publicó un informe que analiza el desarrollo de los artículos, metas y estrategias de la Ley 13.005/2014, que establece el PNE, con vigencia del 2014 al 2024.

Sus conclusiones expresan una realidad alarmante: la falta de cumplimiento del plan, como consecuencia de la disminución de la inversión pública en educación, y la falta de prioridad de la agenda de educación en las políticas públicas. La situación apunta a que el cumplimiento de las metas del PNE hasta el fin de 2024 es una realidad cada vez menos probable.

Lee+

Foto: PXHere

Brasil: Gobierno recorta más de 2 mil becas de postgrado

7 de Junio de 2019

La Coordinación de Perfeccionamiento de Personal del Nivel Superior (CAPES) de Brasil anunció este martes (4) el recorte de 2,7 mil becas de maestría, doctorado y postdoctorado en las universidades del país. El recorte no afecta a quien actualmente recibe el beneficio. Se cortarán:

  • 2.331 becas de maestría
  • 335 de doctorado
  • 58 de postdoctorado

Con este segundo anuncio, la CAPES alcanza una reducción total de 6.198 becas en el 2019. El nuevo bloqueo representa una reducción presupuestaria de 4 millones de reales en el 2019 y, para el 2020, se espera una recorte de 35 millones de reales.

En respuesta, la Asociación Nacional de Postgrado e Investigación en Educación (ANPED) publicó ayer (6) una carta rechazando la política. “Esta política alcanzará los programas más frágiles, los estudiantes más pobres y las regiones menos asistidas. Esto revela la cara más cruel de las políticas de ajuste económico en marcha”, afirma la Asociación.

Además, señala que el ajuste económico en curso profundiza un modelo competitivo y excluyente,  haciendo que la evaluación de mérito justifique una profunda desigualdad de financiamiento entre los programas. “Este procedimiento tiene como consecuencia la disminución del acceso al posgrado en el país y el crecimiento de las asimetrías regionales, lo que va en contra del Plan Nacional de Educación. Además, implicará graves consecuencias para la investigación y, por consiguiente, para el desarrollo del país”, afirma ANPED.


CNDE

Arranca la Semana de Acción Mundial por la Educación en Brasil

5 de Junio de 2019

Hasta el próximo domingo (9), la sociedad civil de Brasil impulsa actividades de movilización e incidencia relacionadas al tema “¡Educación: ya tengo un plan! Necesitamos hablar sobre el PNE [Plan Nacional de Educación]”. La iniciativa tiene como objetivo debatir el (des)cumplimiento del Plan Nacional de Educación brasileño en su quinto año de vigencia.

Más de 190 mil personas, entre ellas 1200 estudiantes, educadoras, educadores, investigadoras e investigadores, recibieron los materiales de la Semana de Acción Mundial por la Educación (SAME) 2019. La iniciativa es coordinada en Brasil por la Campanha Nacional pelo Direito à Educação (CNDE), miembro de la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE) en el país.

Los materiales ofrecen caminos para la realización de una serie de actividades de movilización: audiencias públicas, círculos de diálogos, talleres creativos, entre otras, que se refieren a las 20 metas del PNE, abordando desde la educación básica hasta la enseñanza superior, y pasando por temas como: educación inclusiva, alfabetización y Educación de Personas Jóvenes y Adultas (EPJA).

PNE en debate: lo que dicen los números

El pasado 27 de mayo, la CNDE publicó un informe que analiza el desarrollo de los artículos, metas y estrategias de la Ley 13.005/2014, que establece el Plan Nacional de Educación (PNE), con vigencia del 2014 al 2024.

Sus conclusiones expresan una realidad alarmante: la falta de cumplimiento del plan, como consecuencia de la disminución de la inversión pública en educación, y la falta de prioridad de la agenda de educación en las políticas públicas. La situación apunta a que el cumplimiento de las metas del PNE hasta el fin de 2024 es una realidad cada vez menos probable.

Lee más sobre el informe de la campaña brasileña

 


Foto: Passarinho/Pref. Olinda

Brasil: En mensaje a la ONU, Campaña Nacional expresa preocupación con los derechos de niñas, niños y adolescentes

2 de Junio de 2019

Ante un llamado de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OHCHR), la Campaña Nacional por el Derecho a la Educación de Brasil, envió al órgano informaciones sobre el estado de los derechos de la niñez en el país, respecto a los campos temáticos que se enfocarán en la revisión de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en julio de este año.

La revisión tendrá lugar en el Foro Político de Alto Nivel, que se realizará del 9 al 18 de julio en Nueva York, enfocando el ODS 4 – referido a la educación – y también los objetivos de número 8 (trabajo decente y crecimiento económico), 10 (reducción de las desigualdades), 13 (acción por el clima), 16 (paz, justicia e instituciones sólidas) y 17 (alianzas para lograr los objetivos).

El OHCHR está elaborando un informe sobre los derechos de la niñez y los ODS que se presentará en el Foro Político de Alto Nivel y, para contribuir con su contenido, abrió dicha convocatoria al envío de aportes desde la sociedad civil.

Los insumos enviados al órgano por la Campaña Nacional de Brasil señalan fuertes riesgos de que los ODS 4, 8 y 16 no se realicen en el plazo previsto en el país, debido a una serie de medidas implementadas por el actual gobierno.

Asimismo, recogen datos alarmantes sobre la situación de los derechos humanos en Brasil, como: el no cumplimiento del Plan Nacional de Educación (PNE) 2014-2024; el congelamiento de gastos públicos en educación y la no implementación de los mecanismos Costo Alumno Calidad Inicial (CAQi) y Costo Alumno Calidad (CAQ), que establecen parámetros para el financiamiento de la educación pública de calidad; millares de niñas, niños y adolescentes sin acceso a la educación básica; el avance de la iniciativa “Escuela sin Partido”, que quiere prohibir la discusión de temas como política, igualdad racial e igualdad e identidad de género en las escuelas; una perspectiva reduccionista de la educación en la infancia y retrocesos para la educación inclusiva y la inserción de personas con discapacidad en el sistema público; el intento de reglamentar la educación domiciliar, como forma de incentivar la privatización de la enseñanza a distancia e impedir la socialización y el contacto de estudiantes con la pluralidad; el agravamiento de la situación de niñas, niños y adolescentes en condiciones de trabajo precarias, con la reforma laboral que flexibiliza derechos; y el cierre de espacios de participación de la sociedad civil en las políticas públicas, así como la eliminación de órganos administrativos participativos, afectando gravemente áreas como: derechos humanos, igualdad racial, indígenas, poblaciones rurales, comunidad LGBTI y medio ambiente.

“En este contexto alarmante, instamos a que el OHCHR recomiende al Estado brasileño la restauración y el fortalecimiento de las instancias democráticas de participación de la sociedad civil, así como la reversión de los actuales retrocesos. También urgimos a que se respeten la Convención sobre los Derechos de la Niñez de la ONU y las observaciones hechas al Brasil por el Comité que hace seguimiento a dicha Convención. El Comité hizo un llamado para que el Estado brasileño asuma su responsabilidad por la garantía de recursos financieros adecuados para la implementación del Plan Nacional de Educación, inclusive en situaciones de crisis económica e inestabilidad política”, afirma Andressa Pellanda, coordinadora ejecutiva de la Campaña Nacional por el Derecho a la Educación.

En el informe que envió a la ONU, la Campaña presenta recomendaciones para la garantía del derecho a la educación pública, gratuita, inclusiva, igualitaria y de calidad, desde la primera infancia y en base a una perspectiva de derechos.


Foto: Campanha Nacional pelo Direito à Educação

Brasil: Casi el 90% de las metas del Plan Nacional de Educación no se cumplirán o estarán retrasadas hasta el 2024

28 de Mayo de 2019

“Este año, el Plan Nacional de Educación de Brasil conmemora cinco años de vigencia – y también de falta de cumplimiento”. Lo afirma la Campanha Nacional pelo Direito à Educación (CNDE), miembro de la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE) en Brasil, por ocasión del lanzamiento de un informe que analiza el estado de las 20 metas del Plan Nacional de Educación (PNE) 2014-2024.

Con el título “Plano Nacional de Educação: 5 años de descumprimento” [Plan Nacional de Educación: 5 años de no cumplimiento], el documento fue presentado ayer (27/5) durante un evento realizado en el marco de la Semana de Acción Mundial por la Educación (SAME) en Brasília. En su contenido, se analiza el desarrollo de artículos, metas y estrategias con plazos intermediarios del PNE.

Sus conclusiones expresan una realidad alarmante: la falta de cumplimiento del plan, como consecuencia de la disminución de la inversión pública en educación, y la falta de prioridad de la agenda de educación en las políticas públicas. La situación apunta a que el cumplimiento de las metas del PNE hasta el fin de 2024 es una realidad cada vez menos probable.

“La educación ha sido ninguneada en Brasil desde el 2015, con los recortes de recursos para el área de Joaquim Levy [ex-ministro de Hacienda]. Hay una clara limitación económica obstruyendo la realización del PNE, pero frente a la crisis iniciada en el 2014, todas las decisiones políticas no han considerado la consagración del derecho a la educación, principalmente en el gobierno de Michel Temer. La tendencia es que la situación empeore con Jair Bolsonaro, inviabilizando el cumplimiendo del PNE hasta el 2024”, analizó Daniel Cara, coordinador general de la Campanha Nacional pelo Direito à Educação.

Números de la falta de cumplimiento del plan de educación brasileño

El informe de la Campanha Nacional destaca la estagnación de metas referentes a la universalización del acceso a la educación básica. El lento avance de los indicadores evidencia que, todos los años, millares de niñas y niños siguen sin acceder a la guardería, a la educación pre-escolar y a la educación primaria y secundaria. Según la encuesta nacional de domicilios más reciente en Brasil, solamente el 34,1% de las niñas y niños hasta los 3 años de edad está matriculado. El número es mucho inferior a la meta, de 50%.

Respecto a la reducción de las desigualdades por región y clase social, poco se ha avanzado para que se cumpla la meta de garantizar 12 años de estudios para las personas que viven en el campo. Actualmente, esta población tiene en media 9.6 años de escolaridad, y las personas con menos ingresos en el país pasan como máximo 9.8 años en la escuela.

Ataque a la financiación y precariedad de la educación brasileña

Creado en el 2007 y previsto en el PNE, el mecanismo de financiación que calcula los valores necesarios para garantizar el acceso a la educación pública de calidad para todas y todos en Brasil – el llamado Costo Alumno-Calidad Inicial (CAQi) y Costo Alumno-Calidad (CAQ) – no solo no se ha puesto en marcha hasta el momento, como ha sido fuertemente atacado por sectores que defienden la reducción del sistema público de educación, favoreciendo a medidas que proponen la privatización educativa.

Según la CNDE, la política de recortes del gasto público en educación, iniciada en el gobierno Temer con la aprobación de la Emenda Constitucional 95/2016 e intensificada en los primeros meses del gobierno Bolsonaro, es el gran obstáculo para la universalización del acceso a la educación de calidad en el país.

“Estas medidas ponen en riesgo el cumplimiento de las metas y estrategias establecidas en el Plan Nacional de Educación de Brasil, impactando severamente también su próximo plan, con vigencia entre el 2024 y el 2034”, afirma la Campanha.


Wilson Dias/Agência Brasil

SAME 2019 en Brasil: Campaña discutirá la coyuntura de la educación en el país

25 de Mayo de 2019

En evento el próximo lunes, la Campaña Nacional por el Derecho a la Educación presentará datos y análisis sobre el financiamiento y la calidad de la educación en Brasil (más…)


ALER Satelital

Comunidades educativas de Argentina, Brasil y Honduras toman las calles para defender su derecho a la educación

18 de Mayo de 2019

Esta semana, en los tres países se impulsaron protestas masivas contra medidas de los gobiernos nacionales que impactan negativamente los sistemas de educación pública (más…)


Foto: Mídia Ninja

Brasil: Comunidad educativa impulsa resistencia popular al gobierno de Bolsonaro

17 de Mayo de 2019

Estudiantes, profesoras, profesores y personas en general de más de 500 municipios brasileños, incluyendo todas las capitales del país, adhirieron a un paro convocado por sindicatos y movimientos sociales contra los recortes de recursos públicos para la educación (más…)