Foto: CEPAL

Se realizó conferencia regional sobre el desarrollo social en América Latina y el Caribe

7 de Octubre de 2019

Por: Samuel Grillo

En la reunión, discutieron la construcción de una agenda regional para el desarrollo social con inclusión, y los desafíos para superar las desigualdades

Se realizó del 1º al 3 de octubre, en la Ciudad de México, la Tercera Conferencia Regional sobre Desarrollo Social de América Latina y el Caribe. El evento fue organizado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en alianza con el Gobierno de México y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Durante el encuentro, que contó con la presencia de autoridades que actúan en los campos sociales de la región, se presentó el documento Nudos críticos del desarrollo social inclusivo en América Latina y el Caribe: antecedentes para una agenda regional.  Se trata de un análisis de los fenómenos que limitan el acceso de una parte significativa de la población al goce efectivo de sus derechos y al bienestar, y que reproducen la desigualdad, obstaculizando el avance hacia un desarrollo social inclusivo.

Entre estos desafíos se subrayan la pobreza y la vulnerabilidad a la pobreza; las desigualdades estructurales y la cultura del privilegio; las brechas en el desarrollo de capacidades y el acceso a servicios básicos; el déficit de trabajo decente y las incertidumbres asociadas a los cambios tecnológicos en el mundo del trabajo; acceso parcial y desigual a la protección social e inversiones públicas insuficientes. Se suman a estos retos las diversas formas de violencia, las migraciones, los desastres y el cambio climático, entre otros nudos críticos.

Durante la conferencia, también se intercambiaron reflexiones y propuestas para la construcción de una agenda regional de desarrollo social inclusivo, basada en políticas públicas que intervengan sobre las desigualdades estructurales de la región y los nuevos desafíos derivados del cambio tecnológico y de la necesaria transición a una economía sostenible. El documento se elaboró desde una perspectiva de derechos, igualdad de género, ciclo de vida y universalismo sensible a las diferencias, en línea con la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030.

Jesús Juárez, de la Campaña por el Derecho a la Educación en México (CADEM), participó en el encuentro representando a la CLADE, y destacó que el debate fue relevante porque se centró en reflexionar sobre cómo enfrentar y superar las desigualdades regionales.

“La expectativa es que, al permitirse el espacio para una revisión seria sobre las desigualdades, los gobiernos de la región garanticen políticas públicas efectivas para erradicar las desigualdades, visibilizando las violencias. Así mismo, para que las prácticas de los ministerios del área social sean revisadas, desde la permanente autocrítica”, afirmó.

Añadió que la CADEM viene actuando para que se garantice la participación activa de la sociedad civil en los espacios de incidencia y toma de decisiones sobre el campo educativo. “Insistiremos que el derecho a la educación sea la llave para el ejercicio de los demás derechos. Esperemos que nuestra región logre hacer un trabajo coordinado y articulado entre los diferentes países que la componen, y se ponga en el centro de las políticas públicas sociales, al ser humano en un medio ambiente sano”, concluyó.

Declaración final

Los Ministros, Ministras y otras autoridades que participaron en la reunión firmaron una resolución, que destaca la amenaza que el cambio climático representa para el acceso equitativo al desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza y la reducción de las desigualdades.

Además, el documento reconoce el carácter central de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, “en forma interdependiente y articulada con el desarrollo económico y ambiental, y compartiendo la centralidad del multilateralismo y la cooperación en la apremiante búsqueda común de un nuevo modelo de desarrollo que erradique la pobreza en todas sus formas y dimensiones y reduzca la desigualdad en los países y entre ellos, sin dejar a nadie atrás”.

La resolución enfatiza también la relevancia de los medios de implementación de la Agenda 2030 y la centralidad de potenciar sinergias entre las distintas políticas a través de acciones intersectoriales, así como la necesidad de un compromiso político con el financiamiento del desarrollo sostenible.

Encuentro de la sociedad civil

Previamente a la Conferencia de CEPAL, se realizó un encuentro de la sociedad civil el 30 de septiembre, donde se abordaron los elementos que los gobiernos deben enfocar para fortalecer la dimensión social de la Agenda 2030 en América Latina y el Caribe. “Esto significa, evidentemente, reducir las brechas de desigualdad en la región, y por esto fue importante la presencia de las organizaciones sociales”, afirmó Roberto Baeza, coordinador de Alianzas Estratégicas de The Hunger Project México (THP) e integrante de la CADEM, quien participó en la reunión.

Además, tuvo lugar un diálogo virtual con organizaciones sociales y redes regionales, convocado por THP y CEPAL, con el propósito de reunir reflexiones y comentarios que se presentarían en la Declaración de la Sociedad Civil, firmada también por la CLADE. El documento, que se presentó en el segundo día de la reunión de sociedad civil, hace hincapié en cómo fortalecer los mecanismos y marcos legales en los países para poner en el centro a los grupos que han sido históricamente discriminados.

“La declaración subraya que el desarrollo en la región tiene que ser liderado por las comunidades y con una perspectiva de género. Además, un elemento importante es el tema de la educación como el primer acceso y la primera vía para todos los otros derechos”, destacó Baeza.