Foto: lisboa-ind-unsplash_

Agenda 2030 es tema de proyectos desarrollados en cinco países de América Latina y el Caribe

25 de agosto de 2022

Incidencia política, formación con docentes y estudiantes; producción de contenidos de comunicación para la radio y redes sociales; investigación e informes; mapeo de actores claves y creación de comité juvenil sobre el tema son algunas de las acciones que han sido desarrolladas por cinco miembros de la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación para difundir y fortalecer la Agenda 2030, en especial destaque para el Objetivo Sostenible 4 (ODS 4) relacionado con el derecho a la educación en Argentina, Colombia, Ecuador, El Salvador y Perú.

Por intermedio de la CLADE y financiados por la Campaña Mundial por el Derecho a la Educación (CME), la Campaña Argentina por el Derecho a la Educación (CADE) , la Coalición Colombiana por el Derecho a la Educación (CCDE), el Contrato Social por la Educación de Ecuador, la Red Salvadoreña por el Derecho a la Educación (RESALDE) y la Campaña Peruana por el Derecho a la Educación han desarrollado este año acciones y actividades para fortalecer la garantía de las metas y objetivos de la Agenda 2030 en sus respectivos países. Los proyectos seguirán siendo realizados a lo largo del año 2023.

Lee las acciones y actividades que han sido planeadas y realizadas en cada uno de los países:

 

Argentina

Organización responsable: Campaña Argentina por el Derecho a la Educación (CADE)

Actividades/acciones:

  • Fortalecimiento de la membresía de la CADE, especialmente estableciendo nuevos vínculos con jóvenes.
  • Realización de un mapeo de actores claves.
  • Producción de una jornada formativa sobre el ODS4 en línea.
  • Realización de una jornada de sensibilización en los territorios de Argentina.
  • Producción de una guía juvenil sobre los ODS.
  • Acciones de incidencia política hacia las autoridades.

 

Colombia

Organización responsable: Coalición Colombiana por el Derecho a la Educación

Actividades/acciones:

  • Incidencia en torno al financiamiento de la educación, con énfasis en la no discriminación.
  • Fortalecimiento de la membresía de la Coalición.
  • Realización de una formación sobre el sistema educativo, con destaque al financiamiento y desigualdades en el sistema educativo.
  • Elaboración del análisis de investigación sobre el tema de la formación.
  • Realización de un encuentro de intercambio sobre el tema de la formación.
  • Elaboración de un informe sobre la implementación del ODS 4

 

Ecuador

Organización responsable: Contrato Social por la Educación de Ecuador

Actividades/acciones:

  • Realización de un sondeo sobre el conocimiento de la población y organizaciones sociales sobre la Agenda de Desarrollo Sostenible y los ODS en el país.
  • Incidencia política.
  • Desarrollo de una acción de exploración de los ODS con las y los jóvenes.
  • Realización de pastillas radiales y contenidos para redes sociales sobre el tema.
  • Realización de reuniones con autoridades para presentar las expectativas de jóvenes sobre la Agenda 2030 en el país.
  • Producción de un paquete de cinco pastillas informativas sobre todos los ODS, con un lenguaje amigable.
  • Realización de entrevistas con las y los jóvenes sobre la Agenda 2030.

 

El Salvador

Organización responsable: Red Salvadoreña por el Derecho a la Educación (RESALDE)

Actividades/acciones: 

  • Creación de un comité juvenil en RESALDE para trabajar incidencia a partir de la Agenda 2030.
  • Realización de un mapeo de organizaciones nacionales e internacionales que actúan con jóvenes.
  • Realización de un foro público con organizaciones que trabajan con jóvenes para sensibilizarlos sobre el ODS4.
  • A principios del 2023, las y los jóvenes se sumarán a las actividades de la campana por el 6% del PIB para la educación.

 

Perú

Organización responsable: Campaña Peruana por el Derecho a la Educación (CPDE)

Actividades/acciones: 

  • Difusión de la Agenda de Educación 2030 entre estudiantes y docentes, con énfasis en la meta 4.5 del ODS4.
  • Realización de un mapeo de organizaciones juveniles en el país.
  • Realización de dos talleres con jóvenes y docentes sobre el tema.

 


Foto: Secretaria de Educación Soacha

Derechos humanos, comunicación y liderazgo son temas de taller para fortalecer la EPJA en Colombia

26 de enero de 2022

El 27 de noviembre se llevó a cabo el cierre del curso “Derechos Humanos, comunicación y liderazgo” una serie de talleres que mediante la plataforma zoom acogió estudiantes de la Educación de Personas Jóvenes y Adultas (EPJA) del todo Colombia. 

El proyecto que se realizó con el apoyo de la Campaña Mundial por la Educación permitió brindar herramientas de defensa jurídica frente a violaciones de derechos humanos, profundizar en el conocimiento del derecho a la educación, complementado con instrumentos base de comunicación y liderazgo.  

Producto de los talleres, se desarrolló una cartilla que permita seguir reproduciendo en los diferentes territorios colombianos los conocimientos adquiridos y de esta manera cada día sean más jóvenes y adultos quienes luchen por el derecho humano a la educación a lo largo de la vida. 

Este texto trata temas prácticos para impulsar el desarrollo de la Educación de Personas Jóvenes y Adultas de Colombia (EPJA) y comprende temas sobre aspectos relevantes vinculados con el impulso de la EPJA como acciones constitucionales, alfabetización, las A’s de la educación, el derecho a la información, planimetría y técnicas para hablar en público que están relacionadas con la búsqueda de respuestas para la construcción de una EPJA cada vez más focalizada en las personas jóvenes y adultas como sujetos educativos y con ciudadanías participativas. 

Esta publicación digital e impresa, gratuita, se ha realizado gracias a la DVV International que permitió la impresión de ejemplares para los y las personas que replican procesos de incidencia en la educación de personas jóvenes y adultas (EPJA).

>> Entérate más en la página web de la Coalición Colombiana por el Derecho a la Educación

> Descargue el documento utilizado en los encuentros


Memorias del Encuentro Nacional Hacia la Contintea VII

El 25 de septiembre del 2021, la Coalición Colombiana por el Derecho a la Educación, con la Red de Educación de Personas Jóvenes y Adultas y con el apoyo del Instituto de Cooperación Internacional de la Asociación Alemana de Educación de Adultos, DVV International, desarrolló el Encuentro Nacional (EPJA), hacia la CONFINTEA VII que se llevó a cabo en la ciudad de Bogotá, en el Congreso de la República. 

El evento se realizó de forma híbrida y contó con la presencia de destacados panelistas como la Dra. Eva Koenig, directora general Sudamérica para Dvv Internacional quien en sus palabras inaugurales mencionó que “la perspectiva desde y de la sociedad civil es de vital importancia para llevar a manera de propuesta hacia la CONFINTEA VII, un espacio único y preciso para hacer cabildeo y posicionar la EPJA, porque la educación de Jóvenes y Adultos tienen un papel importante en la superación de las brechas existentes”.

Además de educadores, estudiantes de diversas regiones y modelos educativos de la EPJA que enriquecieron el dialogo desde su experiencia mostrando las principales necesidades y desafíos de la EPJA en sus territorios.

Ahora, gracias a un trabajo de sistematización podemos leer y tener como lugar de consulta las memorias del Encuentro Nacional de Colombia hacia la CONFINTEA VII en 2022, necesidades y demandas de la sociedad civil colombiana en torno a la educación y aprendizaje a lo largo y ancho de la vida para personas jóvenes y adultas.

La publicación aborda temas de política pública, financiación, experiencias regionales de educación, educación rural, entre otros. Dentro de la publicación se menciona que de acuerdo con “diagnósticos y los análisis realizados durante este tiempo hemos constatado que en Colombia no existe una política pública de Estado que garantice plenamente el derecho humano a la educación para todas y todos a lo largo de la vida como es la responsabilidad del Estado en el marco del Bloque de Constitucionalidad”. 

>> Lee la publicación

Además, resalta que “existe una deuda histórica con la EPJA, la cual requiere de políticas públicas justas, con la financiación requerida, que garanticen su pleno desarrollo como derecho humano fundamental”.

Finalmente platea varios desafíos y recomendaciones hacia el Estado colombiano y hacia las organizaciones sociales que le apostamos al Derecho a la Educación, así como propuestas hacia la próxima Confintea a realizarse en el 2022. 

Si quiere conocer más acerca del encuentro y de la Educación de Personas Jóvenes y Adultas (EPJA) puede acceder a la página web de la Coalición Colombiana por el Derecho a la Educación

 


#ParaQueTodosVean La foto muestra una calle en México, hay un desfile de
pancartas realizadas por niños, niñas, jóvenes y adolescentes del país. Las pancartas tienen dibujos y mensajes relativos al derecho a la educación y a los derechos de los niños, niñas y adolescentes. A lado y lado de la calle hay espectadores aglomerados.
En el extremo inferior izquierdo de la foto se ve el logotipo de la CLADE, que es un círculo naranja, dentro del cual personas dibujadas en color blanco se dan las manos. En el extremo inferior derecho de la foto, están los créditosde la foto, con el texto: “Foto: CADEM”. Fin de la descripción.
Foto: CADEM

Entra en su última sesión el Trueque de Saberes: jóvenes de América Latina y el Caribe intercambian saberes propios y de sus organizaciones

7 de diciembre de 2021

En la última sesión del Trueque de Saberes, realizada el 1º de diciembre, jóvenes de América Latina y el Caribe se reunieron para intercambiar saberes y conocer sobre arte, ciencia, tecnología, defensa del territorio, agroecología, huertos urbanos y otros conocimientos comunitarios y ancestrales. Esta versión del Trueque de Saberes, que tuvo tres sesiones en total, fue organizada por Campaña por el Derecho a la Educación en México y la Coalición Colombiana por el Derecho a la Educación, con el apoyo de CLADE.

En esta ocasión se compartió la experiencia organizacional de jóvenes de la región y en cuáles ámbitos realizan su quehacer político. La sesión fue moderada por las adolescentes María Solares, de Guatemala, y Karen Noa, acompañando desde Bolivia. Se inició con un número musical y cultural boliviano. En él, se enseñaron bailes tradicionales del país, como La Diablada, así como movilizaciones estudiantiles que se dieron en el 2015 y en el 2019.

Seguidamente, las y los participantes se reunieron en salas para intercambiar sus experiencias organizacionales y pronunciamientos en la defensa de los derechos humanos. Se conversó sobre los esfuerzos por implementar programas de educación sexual y reproductiva en sus colegios, la participación en espacios de política pública, la promoción de actividades que buscan la justicia agroecológica, y la defensa de las diversidades. De igual manera, algunos grupos comentan sobre el uso del artivismo para recuperar espacios y problemáticas olvidadas, creando así una visualización de la incidencia política.

Luego del intercambio de saberes y experiencias, se realizó una plenaria donde se expuso lo conversado en los grupos. En este espacio se demostró que por medio del arte, educación y cultura se reivindican y recuperan la fuerza e historia de los grupos. Las y los participantes hablaron de las dificultades en su proceso de visibilización y quehacer político, ya que muchas organizaciones y luchas son estigmatizadas por las autoridades e instituciones. Por lo tanto, muchas personas se cohíben y tienen miedo a unirse en estos procesos de cambio social. Para esto, se propuso el establecimiento de espacios sororos y fraternales que incluyan el autocuidado.

También se habló del uso de un lenguaje más atrayente por medio de las redes sociales para atrapar la atención pública. La plenaria finalizó citando la célebre frase de Aristóteles “Las raíces de la educación son amargas, pero los frutos son dulces”, haciendo referencia al gran desafío que lleva la defensa de este derecho humano, pero una vez alcanzado, grandes beneficios se ven para todas las personas.

Esta última entrega del primer ciclo de intercambios juveniles de Latinoamérica cerró con unas palabras de Nelsy Lizarazo, Coordinadora General de la CLADE, quien agradeció a los y las participantes por su constante esfuerzo en la defensa de los derechos humanos. Nelsy reiteró la participación y compromiso de la CLADE en estos espacios para fortalecer los procesos de liderazgo juvenil. Les invitó a que sigan pensándose hacia adelante y avanzando en sus procesos organizacionales, para asegurar un poderoso movimiento estudiantil y un futuro más justo para todes. Este 8 de diciembre se realizará una reunión de análisis sobre los Trueques de Saberes.

>> Entérate a continuación de cómo fueron la primera y la segunda edición del Trueque de Saberes:

Segundo Trueque de Saberes entre jóvenes de la región promueve reflexión sobre luchas y movilizaciones educativas

Comienza el Trueque de Saberes, un espacio para que los y las jóvenes puedan compartir sus saberes y aumentar su participación política en la región


Foto: Luis Robayo

Financiación de la Educación en Colombia y Lógicas de Privatización en el Ciclo Obligatorio: del subsidio a la demanda a los ‘nuevos modos de gestión’

Bajo el marco de la Revista de Financiamiento de Educación (FINEDUCA) este artículo muestra cómo los procesos de desfinanciación estructural de la canasta educativa colombiana y la asignación por estudiante como una modalidad del subsidio a la demanda, han constituido factores determinantes para la incorporación de lógicas de privatización en la provisión de la Educación Preescolar, Básica y Media (EPBM) colombiana.

El régimen de corresponsabilidad para la financiación de la EPBM pública en Colombia, implica aportes de recursos tanto del nivel nacional de gobierno, como del nivel subnacional, donde los principales fondos son recaudados a nivel nacional a través de las bases tributarias más importantes, que siguen perteneciendo a la Nación y, luego, son devueltos a municipios y departamentos a través de un esquema de transferencias territoriales. En 1993 se estableció la Ley 60, que reguló este mandato estableciendo los criterios para la distribución de las transferencias permitiendo durante los siguientes años, una ampliación progresiva de los fondos asignados a los sectores descentralizados que, para el caso de la educación pública, garantizó la entrega efectiva de la administración de las instituciones educativas a los departamentos y a un conjunto de municipios que surtieron un proceso de cumplimiento de requisitos ante las entidades nacionales.

No obstante, la crisis económica de 1999 y la ortodoxa gestión económica que le siguió, puso en cuestión estos avances y, afectó la disponibilidad de fondos para la educación pública. Frente a este contexto de crisis, el gobierno colombiano acudió al Fondo Monetario Internacional para pedir un crédito que le garantizara recursos de salvamento al país en caso de descalce en los pagos de deuda externa tanto pública como privada. En este caso, se estableció un acuerdo que radicaba en recortar el ritmo de crecimiento de las transferencias territoriales. Para el sector educativo, la caída de participación de las transferencias significó la sustracción de cerca de 50 mil millones de dólares entre 2002 y 2017 frente al acuerdo constitucional establecido originalmente, recursos que junto con los que dejaron de percibir los otros sectores descentralizados (salud pública, agua potable, saneamiento básico, entre otros), fueron absorbidos por el nivel central de gobierno y, utilizados en otro tipo de competencias diferentes a los servicios sociales descentralizados.

Junto a este proceso de desaceleración de la inversión en EPBM, Colombia también realizó cambios regulatorios importantes en los mecanismos y criterios de su asignación a las entidades territoriales. En este sentido, la Ley 715 de 2001 introdujo la asignación por estudiante como principal criterio de distribución. Básicamente, este consistió en la asignación de las transferencias territoriales sobre la base de un monto por estudiante efectivamente incorporado a las aulas. Esto dejó atrás el mecanismo de asignación de acuerdo con presupuestos de oferta y cubrimiento de la nómina. La asignación por estudiante implica que la mayor parte de los recursos se distribuyen de acuerdo con la demanda educativa, favoreciendo a aquellas entidades territoriales con mayor capacidad de incorporar población a las aulas. Si bien, esta modificación se introdujo con la justificación de privilegiar el aumento en la cobertura educativa e incentivar su ampliación, sufrió un conjunto de problemáticas que terminaron por generar nuevas desigualdades educativas y graves exclusiones, además de señales favorables a la expansión de modalidades de privatización.

El mecanismo de asignación por estudiante favoreció aquellas localidades donde se concentra la población en edad escolar, puesto que privilegia las economías de escala generadas por la aglomeración y, termina discriminando negativamente aquellos lugares donde la dispersión poblacional es mayor. Como tal, la asignación por estudiante resulta poco ventajosa para las zonas rurales dispersas, puesto que no logran reunir la cantidad necesaria de estudiantes para acceder a recursos suficientes que garanticen la construcción y funcionamiento de las escuelas en estos territorios. Son precisamente las poblaciones indígenas, afrodescendientes y campesinas, históricamente discriminadas en el acceso a la educación, las que, al habitar en este tipo de territorios, terminan peor situadas frente a la nueva manera de asignar los recursos.

Dados estos cambios, dos modalidades de provisión privada fueron introducidas con mayor vigor, financiadas con recursos públicos. Por un lado, 1) los convenios de contratación de cobertura, consistentes en la compra de cupos a colegios privados de bajo costo en zonas urbanas y, por otro lado, 2) la concesión de nuevas infraestructuras educativas públicas a organizaciones privadas sin ánimo de lucro. Ambas modalidades vieron un crecimiento importante de su cobertura y de la cantidad de recursos dirigidos.

Estas problemáticas asociadas a la introducción del subsidio a la demanda, vinculadas a incentivos pro-aglomeración de estudiantes para disminuir los costos educativos, a una asignación por estudiante estructuralmente desfinanciada y, a la ausencia de recursos para la construcción y adecuación de infraestructura, estuvieron a la base de la rápida expansión de mecanismos de privatización de la oferta educativa pública en Colombia. A pesar de los incentivos importantes para el aumento de la matrícula pública en las zonas urbanas de mayor aglomeración, las grandes entidades territoriales optaron por contratar cupos escolares con colegios privados de bajo costo, en vez de construir infraestructura pública adecuada.

Si deseas leer más a profundidad las medidas de desfinanciación educativa en el contexto Colombiano, que han propiciado la proliferación de la privatización, puedes acceder al artículo aquí: Financiación de la Educación en Colombia y Lógicas de Privatización en el Ciclo Obligatorio: del subsidio a la demanda a los ‘nuevos modos de gestión’.


Foro: JNR

Comienza el Trueque de Saberes, un espacio para que los y las jóvenes puedan compartir sus saberes y aumentar su participación política en la región

26 de noviembre de 2021

El Truque de Saberes es un espacio que tiene como objetivo el intercambio de experiencias para fortalecer la participación política juvenil. Las y los jóvenes de nuestra región vienen impulsando estas iniciativas para reforzar mutuamente su acción en distintas partes del continente. Hasta el final del año, se están organizando cuatro encuentros, que trabajarán diferentes prioridades de debate.  Con el tema de Diversidad y Género, la primera sesión inició con una ponencia de la Dra. Guadalupe Ramos Ponce, Vicecoordinadora Nacional del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (CLADEM) México.

Durante el encuentro, las y los participantes aprendieron sobre el patriarcado, identificando su influencia social jerárquica, basada en un conjunto de ideas, prejuicios, símbolos y leyes sociales normalizan la visión masculina y heterosexual normativa. El patriarcado se ve reforzado por instituciones, como la maternidad forzada, las religiones, el trabajo sexuado, el pensamiento dicotómico y el lenguaje misógino. Al mismo tiempo, el patriarcado conlleva un sinfín de consecuencias sociales, culturales, y políticas.

La Dra. Guadalupe explicó que son la desigualdad económica, la violencia e injustica contra las mujeres, y la educación sexista y discriminatoria las consecuencias más graves en nuestra sociedad. “El patriarcado creó el género para dividirnos, otorgando privilegios a la masculinidad y discriminando a la feminidad. De esta manera, generó desigualdad y logró tomar el control. Para disminuir esto, una educación transformadora con perspectiva feminista debe encaminarse, continuando el ciclo de desigualdades de género. Esta educación transformadora debe darse bajo la crítica social para descolonizar y despatriarcalizar saberes y prácticas educativas.”, afirmó Guadalupe.

Luego de la ponencia, las y los jóvenes se reunieron en grupos para hacer un intercambio de saberes académicos, populares, historias, objetos representativos, experiencias profesionales o de vida, enfocándose en los temas de diversidad y género. Cada persona fue invitada a participar y poner su granito de arena en este proceso de concientización y análisis crítico a los condicionamientos sociales que alimentan al patriarcado.

Una vez terminado este trueque, se convocó una plenaria donde cada grupo seleccionó a un relator o relatora que compartió la información intercambiada durante el espacio. Durante la plenaria, jóvenes de la región hablaron sobre las olas del feminismo en sus países, los programas enfocados con perspectiva de género que aplican con sus coaliciones, y las acciones de incidencia política que han hecho en sus países.

Este primer encuentro culminó con una presentación musical entre las coaliciones coordinadoras y animó a las y los participantes a que continúen participando en estos espacios de intercambio para así fomentar una educación transformadora y no sexista, asegurando la participación social y política de las personas. El próximo Trueque tendrá lugar el 24 de noviembre.

 


Educación transformadora: la CLADE presenta los rostros de la EPJA en América Latina y el Caribe. La experiencia individual y colectiva.
Idalia Ospina / Fotografía de colección personal

Rostros de la EPJA en América Latina y el Caribe

5 de noviembre de 2021
Idalia Ospina

‘’Uno aprende mientras más vive. [La EPJA] Es muy fructífera ya que hay muchas gentes con el objetivo
de sacar adelante la educación para Jóvenes y Adultos, que sea gratuita y que sea no solo un deber, pero
un derecho”, afirma Idalia Ospina, ex-estudiante y uno de los rostros de la EPJA, además de indígena de Colombia.

En entrevista para la CLADE, la indígena de Colombia saludó cordialmente a la Campaña desde el territorio ancestral de Corinto, Cauca.

“Hice parte de la EPJA, y mi experiencia fue algo muy bonito. Nunca imaginé, que como adulta, pudiera terminar la educación básica primaria”, afirmó.

Idalia explicó que en los territorios indígenas es bastante complicado el acceso a la educación, ya que no se invierte en las comunidades, porqué, según ella, sienten que para las personas adultas ya no hay necesidad de la educación. “Es muy importante en esa edad: también aprendimos a leer diferentes procesos dentro de nuestra comunidad a través de la educación, la resolución de conflictos, también a manejar muchos temas”, subrayó en desacuerdo. 

Idalia Ospina cuenta que ha sido una persona que no era muy pasiva, y desde la EPJA el mayor impacto en su vida fue aprender a escuchar y conocer nuevas formas de diálogo.

“Fue una experiencia personal muy bonita. El estudio me sirvió, por ejemplo, con mi familia: yo era muy conflictiva, ahora sé ayudar a remediar conflictos y buscar la paz”, explicó.

Rostros de la EPJA: ¿La modalidad tiene el poder de transformación?

Para Idalia, si. La modalidad permite transformar a las personas, primero con lo que tiene que ver con el diálogo. Ella también destaca la potencialidad que se da para resignificar la vida y buscar un camino hacia la paz.

Por su participación en la EPJA, ella pudo ir a Bogotá, al Congreso de la República, para participar en una audiencia sobre el derecho a la educación. “Seguir luchando por nuestras comunidades, la ideología de cada uno. Cada persona somos un mundo diferente y tenemos formas distintas de pensar”, finalizó.

Su deseo es que se cumpla lo que se habló y planeó en la audiencia pública mencionada, de seguir apoyando la educación en los territorios indígenas, especialmente porque son personas muy afectadas por el conflicto armado en Colombia.

Rostros de la EPJA: éntérate más de la experiencia educativa de Idalia y de otras personas de la EPJA de la región, en este video:
Conoce también otras historias y perspectivas de las personas que actúan y participan en la EPJA en nuestra región, a través de la sección “Rostros de la EPJA”, disponible AQUÍ

EPJA en Colombia - imagen muestra diversas personas en videollamada del lanzamiento del curso juventudes epja en colombia
EPJA en Colombia

Juventudes EPJA en Colombia participan del curso en Derechos Humanos, Comunicación y Liderazgo

29 de octubre de 2021

El 21 de octubre se realizó la inauguración del curso con la presencia de Jesús Juárez en representación de la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE), quien hizo mención del potencial que tienen las juventudes en la exigibilidad de una calidad educativa, además contamos con la participación de Madeleine Zuñiga, vicepresidenta de la Campaña Mundial por la Educación (CME), quien menciono: “hay un deseo, una necesidad de dialogar entre generaciones, nosotros sabemos que algo podemos enseñarles, los jóvenes deben aprender de nuestros errores pero también de nuestros avances […] hoy nuestros países no se encuentran en su mejor momento a nivel democrático, es un momento de gran reflexión y este taller le apunta a pensar y reflexionar de cómo podemos salir de esta situación y transformar nuestras sociedades”, mencionó.

EPJA en Colombia - imagen muestra diversas personas en videollamada del lanzamiento del curso juventudes epja en colombia
EPJA en Colombia

Estos talleres se dan en el marco del proyecto de incidencia de la red de educación para personas jóvenes y adultas, y son dirigidos a jóvenes estudiantes y egresados de las diferentes modalidades de educación que hacen parte del proceso EPJA.

Este proyecto, nace para dar respuesta a las necesidades de las y los jóvenes que quieren fortalecer sus conocimientos en la exigencia de su derecho humano a la educación, por ello durante los talleres aprenden sobre acciones constitucionales, conceptualización de la EPJA, como el derecho a la educación es un habilitador de otros derechos fundamentales, herramientas comunicativas para visibilizar acciones promovidas por las juventudes en el territorio nacional y talleres lúdicos para el fortalecimiento de habilidades en oratoria y expresión corporal.

Niver, actualmente participante y estudiante de la educación de la jornada nocturna en el colegio Feliz Restrepo nos cuenta su motivación: “me gustaría adquirir las herramientas para poder comunicar mejor y tener un liderazgo acertado. Adquirir los conocimientos sobre el derecho humano a la educación y así poder fortalecer mis habilidades artísticas. Yo lo aplicaría en un proyecto de semillero para generar ciudadanía crítica, pero sobre todo activa frente a sus realidades”.

 

EPJA en Colombia

Los talleres son dados por profesionales y se dictan de manera virtual los días sábados de 5:00 pm a 8:00 pm, hora colombiana, y están diseñados para desarrollarse en sesiones de tres horas por semana, en las cuales los y las participantes comprenden y apropian mediante ejercicios prácticos las temáticas del curso.

Se espera que el curso/taller permita afianzar y fortalecer la red de juventud para dinamizar la participación de los y las jóvenes en espacios internacionales, así como impulsar los espacios de incidencia desde las voces de las personas jóvenes y adultas en las regiones.


La CCDE con el Encuentro Nacional de EPJA hacia la CONFINTEA VII le apuesta a incidir en este espacio para que la Educación de Jóvenes y Adultos cuente con una financiación propia. 
Imagen divulgación de la CCDE con el Encuentro Nacional de EPJA hacia la CONFINTEA VII

COLOMBIA LE APUESTA A POSICIONAR SUS RECOMENDACIONES DE EPJA EN LA CONFINTEA VII

6 de octubre de 2021

Este 25 de septiembre de 2021 los rostros y voces de la Educación de Personas Jóvenes y Adultas (EPJA) a nivel nacional se dieron cita en el salón Constitución en el Congreso de la República de Colombia, y a su vez por la plataforma virtual, un evento hibrido que acogió a ponentes internacionales y nacionales desde diferentes regiones del país, para llevar a cabo el “Encuentro Nacional de EPJA hacia la CONFINTEA VII”. Este encuentro, que planteó las necesidades y demandas de la sociedad civil colombiana en torno a la educación y aprendizaje a lo largo y ancho de la vida para personas jóvenes y adultas, fue organizado por la Coalición Colombiana por el Derecho a la Educación (CCDE) y la Red EPJA, entre otras organizaciones que contribuyen en la exigencia del derecho a la educación, así como el Instituto de Cooperación Internacional de la Asociación Alemana de Educación de Adultos – DVV International.

Este encuentro contó con la participación de personalidades internacionales como Eva Koenig, directora general Sudamérica para DVV International, quien en sus palabras inaugurales mencionó que “la perspectiva desde y de la sociedad civil es de vital importancia para llevar a manera de propuesta hacia la CONFINTEA VII, un espacio único y preciso para hacer cabildeo y posicionar la EPJA, porque la educación de Jóvenes y Adultos tienen un papel importante en la superación de las brechas existentes.” También tuvo la participación del Dr. Peter Ptassek, Embajador de Alemania en Colombia. 

Es a través de la EPJA que las personas privadas de la libertad, personas con discapacidad, comunidades indígenas, etc… es la EPJA la que abre esas posibilidades y es a través de ella que podemos contribuir a la disminución de las brechas de inequidad y desigualdad que sufren nuestras comunidades, dijo Nelsy Lizarazo, coordinadora general de la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE). 

Seguidamente fue el turno de Magaly Robalino, de la oficina regional de UNESCO, quién ha venido realizando un trabajo intenso en la organización de la consulta subregional hacia la CONFINTEA VII en América Latina y el Caribe, que tuvo el gobierno de Argentina como anfitrión. En su intervención hizo un recorrido detallado por el Marco Internacional para una EPJA Transformadora para el Desarrollo Sostenible, en la cual sostuvo “es muy importante mantener la EPJA vigente en las políticas públicas de los gobiernos, de tal manera que mediante estudios detallados los gobiernos vean que es importante invertir en ella. De esta manera, resulta importante avanzar en simultaneo en el desarrollo de las agendas que articulen avanzar en políticas, estrategias y programas conjuntos a nivel nacional con un enfoque territorial”, mencionó. 

Consecutivamente, se abrió participación a los paneles de diálogo desde las regiones, en un primer momento se fueron estudiantes de Bogotá, Medellín, Norte de Santander y Quindío, quienes desde su experiencia mostraron las principales necesidades y desafíos de la EPJA en sus territorios. 

Dentro de las necesidades manifestadas fue poder tener derecho a una matrícula gratis, tener acceso a becas, que el gobierno garantice el acceso a la educación desde la ruralidad, poder contar con materiales y herramientas que fomenten el desarrollo de habilidades en la educación y que se fomente la ampliación y cobertura de la EPJA en todo el país y para todas las personas más marginadas. 

En continuidad, se dio desarrollo a la mesa de diálogo sobre “políticas y financiamiento en la EPJA”, en la que directivos y docentes de Cali, Medellín, Risaralda y Bogotá hablaron sobre la importancia de que la educación para Personas Jóvenes y Adultas en sus múltiples modalidades cuente con una financiación propia que permita la gestión del conocimiento. 

“Hoy estamos en un escenario desde la lucha sindical en defensa de la educación pública, donde se hace necesario potenciarlo desde la alianza estratégica y los objetivos comunes y que avance la comisión nacional de alto nivel para una revisión al Sistema General de Participaciones, esa revisión está como una obligación del Plan Nacional de Desarrollo. Estamos en la lucha porque la Mesa Técnica Sectorial de Educación logre consensuar un proyecto de acto legislativo que busque y proyecte un incremento real y paulatino a los recursos del Sistema General de Participaciones. A nuestro juicio es el primer desafío para poder lograr lo que estamos planteado”, dijo en su intervención Luz Marina Vallejo, del Sindicato de Educadores de Risaralda.

Del mismo modo, Martha Roya, Coordinadora del Colegio Fernando Mazuera en Bogotá, hizo el llamado a que “No puede existir un artículo constitucional que reconozca la educación sólo para una población entre los 5 y 15 años y desconozca las primeras infancias y la educación de jóvenes y adultos”, e hizo énfasis en que la EPJA tiene que partir de que no es un programa, debe ser una política pública y llama a que nos preguntemos ¿Por qué no está financiada la Educación de Jóvenes y Adultos? 

Mire aquí la transmisión en vivo de la primera parte del Encuentro EPJA:


En la tarde, el diálogo continuó bajo la mirada de la Participación, Equidad e Inclusión en la EPJA. Los paneles propuestos acogieron educadoras/es de educación de personas privadas de la libertad, de educación rural, componentes de alfabetización, experiencias de personas en proceso de reincorporación y un diálogo con parlamentarias/os funcionarios del Ministerio de Educación. 

“Si logramos tener una estructura educativa que pueda llevarnos al desarrollo de habilidades deportivas, artísticas, muy seguramente podremos tener personas preparadas para la vida, y crear un cerco de prevención para mitigar la delincuencia, el consumo de sustancias psicoactivas y la deserción de la escuela, destacó James Ospina, educador e impulsor del Programa Estrategia Pedagógica para la Atención Educativa para Jóvenes en el Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes. También afirmó que “Un Estado que no desarrolla una educación de calidad para sus nuevas generaciones, es un Estado que va a su propia autodestrucción”. 

Desde la participación y mirada de la educación popular en la ruralidad, José Vicente Revelo, coordinador de la Asociación para el Desarrollo Campesino (ADC) hizo mención a que: “las experiencias de los acuerdos locales, ya los hemos hecho costumbre desde que en el 1991 propusimos la reserva natural desde la sociedad y que hoy es una política nacional en la figura de áreas de protección. Con ello le decimos a Colombia que esos acuerdos locales se vuelven costumbre y pueden ser elevados a una política pública, es mucho más largo, pero es lo que nos han dejado para que la sociedad civil pueda construir sus propias políticas”. 

Acceda y conozca las experiencias EPJA en la segunda parte del Encuentro:


El Encuentro, que contó con 40 participantes presenciales por las medidas de bioseguridad y más de 270 participantes por los canales de YouTube y Facebook de la CCDE, se permitió escuchar y tejer con más de 10 experiencias de educación para personas jóvenes y adultas de Cali, Nariño, Medellín, Valledupar, Cauca, Risaralda, Quindío y Bogotá. 

 

 

 

 

 

 

“Tenemos que tener competencias laborales en los estudiantes que atendemos en los ciclos educativos de la EPJA, nosotros debemos potenciar ese conocimiento, tenemos que tener una educación pertinente donde el estudiante pueda sentirse agradado y debemos ser flexibles ante las condiciones de vida que afronta la población EPJA”, resaltó Jarvis Olivella, Rector-Directivo de ASODIC en Valledupar. 

El evento concluyó con las palabras de clausura de los moderadores agradeciendo la participación de cada una/o de las y los ponentes y de los nuevos desafíos planteados.

Para ver el Encuentro en su totalidad puede acceder al canal de YouTube de la Coalición Colombiana por el Derecho a la Educación y en su Página web.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Mira también a continuación el encuentro realizado por la Coalición Colombiana el 11 de septiembre, para discutir la alfabetización en la era digital:


Foto: Presidencia de República Dominicana

Foro Político de Alto Nivel de la ONU 2021: ¿Qué está en juego y cuál es su importancia para América Latina y el Caribe?

12 de julio de 2021

En el 2015, los Estados miembros de las Naciones Unidas (ONU) adoptaron una agenda internacional con objetivos comunes para alcanzar un mundo más sostenible, justo e inclusivo, que deberían cumplirse hasta el 2030: los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), o Agenda 2030. Pasada la mitad del plazo previsto para el logro de esta agenda, falta mucho por hacer y son incontables los desafíos pendientes, especialmente en lo que toca la realización del ODS 4, referido al derecho a la educación. Tales retos y rezagos se desnudaron, e incluso se profundizaron a partir del año pasado con el inicio de la pandemia COVID-19.

La crisis sanitaria global ha traído graves consecuencias, impactando de manera diferente a las distintas poblaciones, exacerbando las desigualdades estructurales históricas, y poniendo aún más en evidencia la debilidad de las políticas y sistemas públicos de atención a la salud, educación, empleo, protección social, entre otros, como se abordó en esta serie de reportajes de la CLADE.

El derecho humano a la educación se ha vulnerado aún más durante la pandemia, amenazando la garantía de una educación pública, gratuita, laica y de calidad, a lo largo de toda la vida. Alrededor de 800 millones de estudiantes en el mundo no retoman aún su trayecto educativo, con grave perjuicio en términos de aprendizaje, especialmente para las niñas y las mujeres; se han deteriorado las condiciones estructurales para el ejercicio docente y el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Además, se ha profundizado la brecha digital sobre todo en las zonas rurales, ahondando aún más las desigualdades de acceso, la deserción y la continuidad de estudios. El cuadro se complejiza ante las proyecciones de disminución de presupuestos públicos, ya insuficientes.

En este contexto, se llevan a cabo las actividades y los debates del Foro Político de Alto Nivel de la ONU (FPAN 2021), que tienen lugar del 6 al 15 de julio. Se trata de la principal instancia de seguimiento y monitoreo de los ODS en ámbito internacional.

En esta segunda semana de Foro, que arranca hoy [12 de julio], se hace la presentación de las revisiones nacionales voluntarias sobre el estado de cumplimiento de los ODS, por parte de los Estados. De América Latina y el Caribe, rinden cuentas en esta edición del Foro, los países Bolivia, Colombia, Guatemala, Nicaragua, Paraguay, República Dominicana y Uruguay.

Las sesiones de revisiones nacionales voluntarias se transmitirán en vivo, con la posibilidad de que se presenten preguntas desde la sociedad civil a los gobiernos. Foros de sociedad civil nacionales miembros de la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE) en Bolivia, Colombia, Guatemala, México y República Dominicana participarán en los debates y/o presentarán informes luces, como contribución al seguimiento al ODS 4 en sus contextos.

>> Mira las recomendaciones regionales al Foro Político de Alto Nivel:

powered by Advanced iFrame free. Get the Pro version on CodeCanyon.


¿Qué está en juego para América Latina y el Caribe? 

En el 2016, la CLADE logró status consultivo en el Consejo Social y Económico de Naciones Unidas (ECOSOC), lo que le ha permitido participar de manera calificada en el Foro Político de Alto Nivel (FPAN). Es así que la CLADE presentó un posicionamiento regional, como contribución a la edición 2021 del FPAN, en el cual afirma la centralidad del derecho a la educación y el aprendizaje a lo largo de toda la vida, como derecho sinérgico y habilitante para el logro de todos los ODS y como una obligación de los Estados.

“Es urgente el máximo esfuerzo de los Estados en el cumplimiento de los compromisos asumidos en la Agenda 2030 y en su rol de garantes de los derechos humanos, desde una perspectiva de igualdad de género e interseccionalidad, considerando la indivisibilidad de los mismos. Asimismo,  es indispensable garantizar la participación amplia, inclusiva, sustantiva y permanente de la sociedad civil en la toma de decisiones en los asuntos públicos”, afirma la CLADE.

+ Lee aquí el posicionamiento completo en español. El documento fue incorporado y reconocido por el ECOSOC como aporte desde la sociedad civil al Foro Político de Alto Nivel.

Siendo integrante de los Grupos Principales y Otras Partes Interesadas de la ONU, espacio de participación de la sociedad civil en el seguimiento a los ODS, la CLADE también se suma a un llamado para que esta semana, en el cierre del FPAN 2021, se adopte una Declaración Ministerial consensuada que formalice compromisos para hacer cumplir la Agenda 2030.


Participación de la CLADE en las revisiones nacionales voluntarias 

Bolivia: La Campaña Boliviana por el Derecho a la Educación (CBDE) participa en el Grupo de Trabajo (GT) nacional de desarrollo de un posicionamiento desde la sociedad civil respecto a la revisión del Estado Boliviano. La CBDE elaboró un informe luz sobre el estado de cumplimiento del ODS 4 en Bolivia, y trabaja para que se incluya el tema educativo en la intervención de la sociedad civil durante la sesión oficial de revisión al país. 

>> Lee las cinco preguntas de la CBDE al gobierno boliviano

Colombia: La Coalición Colombiana por el Derecho a la Educación participa en el GT de redacción del posicionamiento de sociedad civil ante la revisión del Estado colombiano. Logró incluir una mención al tema educativo en la intervención que se hará desde la sociedad civil, pero el foco será denunciar las persecuciones a activistas y defensoras y defensores de derechos humanos en el país. 

Guatemala: El Colectivo de Educación para Todas y Todos participó en la redacción del posicionamiento de sociedad civil ante la revisión del Estado Guatemalteco. Incluyó el tema educativo y será el vocero del grupo en la sesión oficial, destacando puntos del informe luz que ha elaborado sobre el estado del ODS 4 en Guatemala.

>> Accede aquí a folleto que destaca los principales desafíos de la educación en el país

>> Mira a continuación las recomendaciones del Colectivo al gobierno de Guatemala, para que se cumpla el ODS 4.

powered by Advanced iFrame free. Get the Pro version on CodeCanyon.

México: La Campaña por el Derecho a la Educación en México (CADEM) participó en el GT de redacción del posicionamiento de sociedad civil ante la revisión del Estado Mexicano. Logró incluir una mención al tema educativo en la intervención que se hará desde sociedad civil en la revisión oficial, pero los focos principales de la indagación al gobierno serán la crisis ambiental y de participación ciudadana. 

República Dominicana: El Foro Socioeducativo (FSE), igualmente, participa en las discusiones sobre el posicionamiento desde sociedad civil ante la revisión del Estado dominicano, tratando de darle más visibilidad al tema educativo. Elaboró, así mismo, este informe luz sobre el estado de cumplimiento del ODS 4 en el país. Lee también:

>> resumen ejecutivo del informe

>> folleto con principales desafíos de la educación en República Dominicana

>> Mira a continuación las recomendaciones del FSE al gobierno dominicano:

powered by Advanced iFrame free. Get the Pro version on CodeCanyon.


Foto: AP_Colombia

“Alerta por una Colombia en paz: exigimos un alto a la militarización y el respeto a la protesta social”

4 de mayo de 2021

Garantías y libertades democráticas constitucionales a la movilización y la protesta; desmilitarización de las ciudades; el fortalecimiento de una masiva vacunación y no a la alternancia educativa sin condiciones de seguridad y salud son algunas de las demandas que la Coalición Colombiana por el Derecho a la Educación presenta en su pronunciamiento recién publicado. 

Firmado por más de 20 organizaciones y redes de la sociedad civil nacionales e internacionales, el comunicado también denuncia el Estado Colombiano por los casos de represión contra los y las manifestantes que llevan seis días de protestas en las principales ciudades y campos del país, especialmente en oposición a las reformas tributaria y de salud que impulsa el gobierno nacional. La represión violenta de las protestas ha resultado en 21 personas asesinadas, 208 heridas, 18 con mutilación por lesiones oculares, 10 casos de violencia sexual y violencias basadas en género, al menos 503 personas detenidas y 42 agresiones intencionales a defensores/as de derechos humanos o reporteros/as independientes. 

“Solicitamos a los organismos internacionales de Derechos Humanos (DDHH), como la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de ONU, Misión de Verificación al Proceso de Paz de la ONU, Cruz Roja Internacional, MAPP OEA, Comisión Interamericana de DDHH, Misión Diplomática Acreditada en Colombia, y demás organizaciones internacionales, brindar el acompañamiento necesario al pueblo colombiano e instar al Estado y al gobierno de Colombia a respetar y garantizar la vida e integridad física y cultural de los y las manifestantes”, dice el posicionamiento.

Lee el comunicado completo:

COMUNICADO A LA OPICIÓN PÚBLICA

ALERTA POR UNA COLOMBIA EN PAZ, EXIGIMOS UN ALTO A LA MILITARIZACIÓN Y RESPETO A LA PROTESTA SOCIAL

Desde el 28 de abril el pueblo colombiano se está movilizando en el gran Paro Nacional frente a la Reforma Tributaria, que pretendía incrementar los impuestos a la población más empobrecida, precarizando aún más la vida de la ciudadanía en medio de  la actual crisis sanitaria por Covid-19; otras causas de la movilización han sido el hartazgo frente a la corrupción, la violación de los derechos humanos elementales, las políticas extractivistas, el desempleo, el incremento de la pobreza y del hambre, la privatización y pésima atención de la salud, que se evidencia con mayor fuerza en la pandemia, los recortes presupuestales a los programas sociales incluidas la educación y la salud, los asesinatos a líderes y lideresas sociales y el abuso del poder.

En Colombia, durante este gobierno los niños, niñas y jóvenes también han sido víctimas de distintas estrategias de deshumanización por parte de grupos armados ilegales y del Estado mismo. Las movilizaciones pacíficas de la ciudadanía colombiana, hacen parte del legítimo derecho a defender los derechos humanos, y el derecho a la reunión y manifestación pública, consagrados en el artículo 37 de la Constitución Política Nacional. En ese sentido, el uso desmedido de la fuerza por parte de algunos integrantes de la Fuerza Pública es inaceptable.

En medio de las manifestaciones, entre el 28 de abril y el 10 de mayo se han presentado los siguientes casos de vulneración de los derechos humanos por parte de  la fuerza pública del Estado  colombiano hacia los y las manifestantes en las principales ciudades y campos, que según la organización “Defender la Libertad Asunto de Todas”, han dejado a 52 personas asesinadas presuntamente por el accionar de la fuerza pública, 489 personas heridas, 33 por lesiones oculares, 48 personas lesionadas por armas de fuego, 15 víctimas de violencias  basadas en género, 435 personas presuntamente desaparecidas, 69 agresiones intencionales a defensores/as de derechos humanos o reporteros independientes , 1365 personas han sido detenidas, gran parte de ellas por medio de procedimientos arbitrarios, siendo sometidas a torturas y o a tratos crueles e inhumanos, 709 denuncias por abusos de poder, autoridad, agresiones y violencia policial.

El Comité Nacional de Paro manifiesta su decisión y orientación de seguir en el paro y la movilización nacional levantando como objetivos centrales para este momento: Garantías y Libertades Democráticas, garantías constitucionales a la movilización y a la protesta.

Desmilitarización de las ciudades, cese de las masacres y castigo a los responsables. Y, así mismo, el desmonte del ESMAD.

Negociación con el Comité Nacional de Paro y con las organizaciones del Pliego de emergencia así resumido:

1. Retiro del proyecto de ley 010 de salud y el fortalecimiento de una masiva vacunación.

2. Renta básica de por lo menos un salario mínimo legal mensual.

3. Defensa de la producción nacional (agropecuaria, industrial, artesanal, campesina). Subsidios a las MiPymes, empleo con derechos y una política que defienda la soberanía y seguridad alimentaria.

4. Matrícula cero y no a la alternancia educativa sin condiciones de seguridad, salud y vacunación contra el COVID – 19 a toda la comunidad educativa del país.

5. No a la discriminación por razones de género, diversidad sexual y étnica y

6. No a las privatizaciones de los bienes públicos y la derogatoria del decreto 1174. Además, detener las erradicaciones forzadas de cultivos de uso ilícito y las aspersiones aéreas con glifosato; y el retiro de la fuerza pública, ESMAD y GOES de las movilizaciones sociales.

Por ello, como organizaciones de la sociedad civil solicitamos al Estado colombiano adoptar de manera urgente medidas de protección a la vida, integridad personal, libertad personal, debido proceso, libertad de expresión, libertad de asociación, derecho de reunión, derecho a la participación y demás derechos fundamentales reconocidos en la Convención Americana de Derechos Humanos, los cuales se encuentran en grave riesgo por los hechos anteriormente descritos.

Solicitamos a los organismos internacionales de Derechos Humanos, como la Oficina del Alto Comisionado para los DDHH de ONU, Misión de Verificación al Proceso de Paz de la ONU, Cruz Roja Internacional, MAPP OEA, Comisión Interamericana de DDHH, Misión Diplomática Acreditada en Colombia, y demás organizaciones internacionales, brindar el acompañamiento necesario al pueblo colombiano e instar al Estado y al gobierno de Colombia a respetar y garantizar la vida e integridad física y cultural de los y las manifestantes y servir de garantes en la negociación del pliego arriba descrito.

¡POR EL DERECHO A UNA VIDA DIGNA!

4/5/2021
Coalición Colombiana por el Derecho a la Educación

Apoyan y acompañan esta declaración:

  • Action Aid
  • Agencia Pressenza
  • Agenda Ciudadana por la Educación de Costa Rica
  • Asociación para el Desarrollo Campesino (ADC) – Colombia
  • Asociación Tierra de Esperanza
  • Campaña Argentina por el Derecho a la Educación (CADE)
  • Campaña Boliviana por el Derecho a la Educación (CBDE)
  • Campaña Brasileña por el Derecho a la Educación
  • Campaña Lationamericana por el Derecho a la Educación (CLADE)
  • Campaña Mundial por la Educación (CME)
  • Campaña Peruana por el Derecho a la Educación (CPDE)
  • Campaña por el Derecho a la Educación de México (CADEM)
  • Coalición Panameña por el Derecho a la Educación
  • Colectivo de Educación para Todas y Todos de Guatemala
  • Contrato Social por la Educación en el Ecuador
  • COPROBA – Argentina
  • Educare – Argentina
  • Federación Internacional Fe y Alegría
  • Foro por el Derecho a la Educación Publica de Chile
  • Foro Venezolano por el Derecho a la Educación (Fodeve)
  • Fraternidad Franciscana Sembradores de la Palabra
  • Fundacion SES
  • Fundación VOZ
  • Instituto Edesio Passos
  • Jovenes Solidarios
  • Liderezas de Suba
  • Marcha Global contra el Trabajo Infantil – Sudamérica
  • Mujeres Indígenas de Pueblo Tolupan
  • Organización Mundial de Educación Preescolar – Región América Latina (OMEP-Latinoamérica)
  • Oxfam
  • Psinergia
  • Reagrupación Educación para Todos y Todas (REPT) Haití
  • Red Estrado Colombia
  • Red Global/Glocal por la calidad educativa
  • Red de Educación Popular Entre Mujeres de América Latina y el Caribe (REPEM) – Colectivo Nacional de Colombia
  • Natalia Cogliati
  • Susana Papale
  • Luz Marina Peña
  • Diego Arévalo Ligarda
  • Isabel Moyano Rojas