Ilustração: Nayani Real

3 informaciones sobre la privatización de la educación en América Latina y el Caribe

7 de septiembre de 2021

Por: Nayani Real

El financiamiento y la privatización de la educación es un tema ampliamente discutido por las organizaciones enfocadas en los derechos humanos. 

Por preocuparse con el bajo nivel del financiamiento de la educación pública, y a contracorriente de las tendencias a  la privatización y al lucro en la educación, en abril de 2021, la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE) lanzó la investigación “El lucro en la legislación sobre educación en América Latina y el Caribe.”

El documento, que tuvo el apoyo de OXFAM, trató de conocer cómo las legislaciones de la región reglamentan las actividades lucrativas en la educación, entendiendo en qué medida los marcos legales de los países permiten, incentivan o impiden la realización del lucro en la educación. El análisis incluyó a nueve países de la región: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Haití, Honduras, México, Paraguay y Perú.

3 informaciones sobre la privatización de la educación en América Latina y el Caribe
  1. Chile, Honduras, Perú y Paraguay presentan Constituciones Nacionales que destacan la libertad de elegir de los tutores como eje central. Diferente el derecho humano a la educación que tiene el Estado como su garante. 
  2. Los 9 países tratados en la pesquisa no prohíben la actividad lucrativa sobre la educación. Apenas Argentina cuenta con explícita prohibición a acuerdos bilaterales y multilaterales que propicien la mercantilización de la educación, pero ninguno prohíbe la actividad lucrativa. 
  3. Hay brechas de permisividad que viabilizan la mercantilización de la educación. De acuerdo con la investigadora Teise Garcia, todas las entrevistas con personas expertas apuntaron a brechas en sus países. Hay también estrategias de evadir y por fin no cumplir con cualquier mecanismo que prohíba o dificulte destinar recursos públicos para el sector con fines de lucro.

Entre las estrategias, está la presencia y/o el establecimiento de organizaciones legalmente sin fines de lucro (por lo tanto aptas a recibir recursos). Ellas, por fin, tienen efectivamente fines de lucro. 

La CLADE sigue involucrándose para fortalecer la educación pública y gratuita, en la lucha por la financiación suficiente para garantizar el derecho humano en muchos contextos. Por ello, se esfuerza contra la privatización de la educación.

>>> Mira el documento completo