Foro de la UNESCO: Discutieron trayectorias educativas para la inclusión y la equidad

23 de Septiembre de 2019

Por: Fabíola Munhoz

En el debate, se subrayó la importancia del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) de número 4, referido a la educación, como un marco que establece el derecho a la educación a lo largo de la vida e inclusiva, desde la primera infancia hasta las universidades, incluyendo la educación de personas jóvenes y adultas. 

En la mañana del 12 de septiembre, en el marco del Foro Internacional sobre Inclusión y Equidad en Educación de la UNESCO (11-13 de septiembre en Cali, Colombia), la CLADE participó en una sesión temática de diálogos, con el título “Fortaleciendo las trayectorias educativas para la inclusión y la equidad”.

La coordinadora general de la CLADE, Camilla Croso, moderó el diálogo, en el cual participaron Paz Portales, especialista del programa de la Sección de Educación Superior de la UNESCO; Francisco Javier Gil, director de la Cátedra UNESCO de Inclusión en la Educación Superior – Universidad de Santiago de Chile; Derek Nord, director del Instituto Indiana sobre Discapacidad y Comunidad (Indiana University, USA); y Rosye Cloud, Vicepresidenta ejecutiva de College Promise Organization.

En el debate, se subrayó la importancia del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) de número 4, referido a la educación, como un marco que establece el derecho a la educación a lo largo de la vida e inclusiva, desde la primera infancia hasta las universidades, incluyendo la educación de personas jóvenes y adultas. 

Se señaló, así mismo, la importancia de asegurar de manera progresiva el fortalecimiento de sistemas educativos públicos y gratuitos que abarquen todas las etapas y modalidades educativas, incluyendo a todas las personas. Y se abordaron los factores que garantizan la educación a lo largo de la vida para los grupos discriminados y vulnerados, incluso en lo que toca a su acceso a las universidades y a la formación técnica vocacional.

En su intervención, Paz Portales destacó que se deben superar las múltiples formas de discriminación, y pensar la inclusión desde la integralidad y coherencia de las políticas públicas. “El conjunto de las políticas de Estado debe garantizar la inclusión, más allá de los sistemas educativos”, afirmó.

Añadió que el Estado debe actuar para que el derecho humano a la educación atienda a las 4 As establecidas por los marcos internacionales de derechos humanos (accesibilidad, adaptabilidad, asequibilidad y aceptabilidad), y que se deben impulsar políticas estructurales en todos los ámbitos, para garantizar los derechos humanos en los diferentes niveles educativos. 

A su vez, Francisco Javier Gil señaló como una barrera para la transición de personas con menos ingresos de la educación básica a la superior, el estigma de que no les corresponde o de que no lograrían ingresar a la universidad. “Se debe pensar la trayectoria educativa de manera continua, y combatir de manera decisiva la estigmatización, como principio ético político”, afirmó.

Según Derek Nord, todas las personas deben participar en pie de igualdad en los sistemas educativos, así como en procesos de formación técnica y vocacional, en el ámbito laboral y en la vida económica, política, social y cultural de las sociedades. “Debemos tener expectativas altas de todos los estudiantes, inclusive de las personas con discapacidad, asegurando una educación contextualizada, que dialogue con la realidad y necesidades de su entorno”.

Añadió que superar todas las formas de discriminación es un imperativo irrenunciable en los sistemas educativos. “Es necesario que las universidades y los colegios sean tan diversos cuanto a las comunidades en las que están inseridos”. 

Finalmente, Rosye Cloud enfatizó que es necesario que la sociedad civil organizada luche y se movilice por la gratuidad en la enseñanza superior, como factor central que habilita concretamente  sistemas educativos inclusivos. “La universidad gratuita debe ser objeto de un movimiento político. Debemos colocar a las personas en el centro y creer en el poder de nuestras comunidades”.