Reunión del encuentro
CLADE

Encuentro Centroamericano reúne a autoridades para discutir desafíos y estrategias de transformación hacia la igualdad de género

30 de Mayo de 2018

Se realiza en El Salvador el “Encuentro Centroamericano sobre Igualdad de Género, Violencia y Educación: Estrategias de transformación”, una iniciativa de la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE), con el apoyo de UNICEF, y la Red Salvadoreña por el Derecho a la Educación (RESALDE) como anfitriona local.

Entre las actividades del encuentro de ayer (29/5), la Asociación Latinoamericana de Educación y Comunicación Popular (ALER) y la Asociación de Radios Participativas de El Salvador (ARPAS) transmitieron en vivo el “Diálogo con autoridades públicas: desafíos clave y estrategias de transformación”, que fue moderado por Norma Ramírez, de ARPAS/ALER, y contó con la presencia de Adriana de Sequeira, del Ministerio de Educación de Costa Rica; Telhma Judiht Miranda Ramírez, del Ministerio de Educación de Guatemala; y Carlos Lépiz, representante de la Coordinación Educativa y Cultural Centroamericana del Sistema de Integración Centroamericana (CECC/SICA).

En este diálogo, Sequeira subrayó que las políticas para la superación de la violencia de género y la promoción de la igualdad de género deben construirse de manera intersectorial y desde las bases, para responder a las necesidades de la población. Mencionó, en ese sentido, algunas políticas y programas que el gobierno de Costa Rica ha impulsado del 2012 al 2017, con miras a implementar la educación para la afectividad y la sexualidad en las escuelas. En este período, de acuerdo con la representante del Ministerio de Educación de Costa Rica, ya se observó en el país la reducción significativa del embarazo adolescente, como resultado positivo de las políticas implementadas.

A su vez, Ramírez afirmó que el Ministerio de Educación de Guatemala ha avanzado en el abordaje de la temática de la violencia e igualdad de género desde la educación, con la adopción de marcos nacionales y la suscripción del Estado a marcos internacionales. Destacó entre los avances la creación de una unidad de género en el Ministerio de Educación y el desarrollo del Plan Nacional de Prevención de Embarazos 2018-2022, teniendo como principal objetivo la prevención de embarazos entre niñas menores de 14 años, protegiéndolas de violencia y violaciones.

Apuntó como retos para la implementación de estas políticas: la formación docente para la igualdad de género; la resistencia de madres y padres de familia al abordaje de una formación integral para la sexualidad en las escuelas, por prejuicios y barreras culturales; y casos de violencia derivados de la actuación de maras. “Hemos visto que son necesarios programas de prevención y superación de la violencia desarrollados en articulación del Ministerio de Educación con otros Ministerios. Esta articulación ha generado buenos resultados y tiene potencial para minimizar la violencia en la educación”, afirmó.

En su intervención, Lépiz abordó el proceso por el cual el sistema de integración centroamericana ha elaborado una política de equidad e igualdad de género de manera sistémica. “Se trató de garantizar que esta política permease la formulación de las demás políticas sectoriales que emanaran del SICA en temas como salud, educación, etc.”, afirmó.

Como resultado, en el 2013, se aprobó una propuesta de política centroamericana sobre equidad e igualdad de género, que resultó de la consulta a diversos sectores de la sociedad civil e instituciones representadas en el SICA, y estableció que desde las demás secretarías del Sistema, entre ellas la CECC/SICA, deberían iniciarse acciones para plantear políticas sectoriales para la sub-región en línea con objetivos de equidad e igualdad de género. “En los últimos años, hemos trabajado en la revisión de esta política para adaptarla a lo que plantean los Objetivos de Desarrollo Sostenible, adoptados en el 2015, lo que concluimos con el apoyo de UNICEF”, añadió, señalando que se tiene un reto de garantizar que esta política pase de declaraciones retóricas a la realidad.

Según Lépiz, la CECC/SICA hoy cuenta con un plan sectorial coordinado con todos los Ministerios de Educación y Cultura de Centro América, que plantea líneas generales y objetivos para la equidad y la igualdad de género, entre ellos: eliminar en 75% las desigualdades y disparidades entre estudiantes por razones de género hasta el 2021; y eliminar totalmente las disparidades de género en la educación y garantizar la igualdad de oportunidades en el acceso a todos los niveles educativos, hasta el 2030.

“Queremos desarrollar un instrumento de monitoreo e indicadores para medir el alcance de estos objetivos por cada Ministerio. Las respuestas positivas de los gobiernos han sido muchas y estamos avanzando a pasos firmes en la región, pero subsiste en algunos países cierta resistencia en aportar y presentar estos datos”, comentó.

Durante el diálogo se destacaron como recomendaciones importantes a tomar en cuenta:

  • regionalizar las políticas y garantizar su interseccionalidad e intersectorialidad;
  • los Estados deben desarrollar estadísticas y datos desagregados sobre la violencia y la desigualdad de género, por ejemplo con la incorporación de datos sobre las personas LGBTIQ y la población migrante entre las informaciones sobre la violencia e igualdad de género en los centros educativos;
  • unificar y articular políticas para la equidad y la igualdad de género que se encuentran dispersas en distintos sectores gubernamentales y documentos;
  • garantizar formación inicial y capacitación para docentes, así como desarrollar currículos desde la perspectiva de la igualdad de género;
  • garantizar presupuesto adecuado y suficiente para las acciones desde el momento en que se planifican las políticas y los proyectos;
  • crear indicadores y líneas de base para evaluar el impacto de cada política y rendir cuentas al respecto a la ciudadanía, utilizando además estas estadísticas en el diseño y planificación de las acciones;
  • desarrollar políticas de Estado sobre la temática, de mediano y largo plazo y con recursos financieros suficientes y sostenibles, garantizados como responsabilidad de los Estados y no condicionados o dependientes de la cooperación internacional;
  • la garantía de una educación laica como elemento fundamental para permitir que se incluya la cuestión de género en las escuelas;
  • la participación de las comunidades educativas en el diseño e implementación de las políticas educativas, y el diálogo con docentes, niñas y niños, adolescentes, y especialmente madres y padres de familia, con miras a superar los mitos acerca de la cuestión de género y la sexualidad.

Escuche la grabación del diálogo completo aquí.

Tags: , ,