En Reunión Regional, Ministras/os de Educación de América Latina y el Caribe reafirman su compromiso con la gratuidad de la educación y la participación social

1 de Febrero de 2017

La CLADE participó activamente en el encuentro que tuvo el objetivo de consensuar una mirada para el seguimiento e implementación de la Agenda de Educación 2030 en la región

Culminó el 25 de enero en Buenos Aires la Reunión Regional de Ministros de Educación de América Latina y el Caribe, que selló el compromiso de los Estados de la región de cumplir integralmente todas las metas del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 4 y el Marco de Acción para la Educación 2030, incluyendo la responsabilidad de garantizar el derecho a la educación primaria y secundaria gratuita, inclusiva y de calidad hasta el 2030.
La CLADE tuvo una activa participación en este evento, ocasión en la que incidió para que los Estados de nuestra región asumiesen plenamente los acuerdos plasmados en el ODS 4 y el Marco de Acción 2030. Incidió especialmente en defensa de la gratuidad educativa, de un incremento presupuestario progresivo y para que se escucharan las demandas de las y los estudiantes secundaristas de la región, que se movilizan por una educación crítica, inclusiva, liberadora, emancipadora, reflexiva y asegurada por el Estado como un bien público y un derecho humano.

La coordinadora general de la CLADE, Camilla Croso, representó a la red en esta reunión, al lado de la Campaña Boliviana por el Derecho a la Educación y la Campaña Argentina por el Derecho a la Educación. Durante su exposición en la mesa “Alianzas e instrumentos para la implementación de la Agenda de Educación 2030 – construyendo coaliciones”, Croso destacó la importancia de garantizar la participación institucionalizada de la sociedad civil, especialmente de organizaciones estudiantiles y de docentes, en los procesos de toma de decisión sobre las políticas educativas a nivel nacional, regional e internacional, inclusive en reuniones de seguimiento a la implementación de los ODS en América Latina y el Caribe.

Asimismo, subrayó el rol que juega la CLADE en el monitoreo del cumplimiento de la Agenda de Educación 2030 en la región, con énfasis en las dimensiones: gratuidad y mayor financiamiento para la educación pública; participación de la sociedad civil; educación inclusiva y no discriminación; educación a lo largo de la vida, especialmente en lo que refiere a la educación en la primera infancia y a la Educación de Personas Jóvenes y Adultas (EPJA); y el sentido de la educación, a partir de una educación emancipadora para todas las personas, que promueva el pensamiento crítico y esté centrada en los derechos humanos.

En su intervención durante la Reunión Regional, el Ministro de Educación del Estado Plurinacional de Bolivia, Roberto Aguilar Gómez, defendió igualmente la gratuidad de la educación y la participación de la sociedad civil en el seguimiento e implementación de la Agenda 2030 en la región. Se sumaron a la defensa de la gratuidad educativa representantes de los Ministerios de Educación de Cuba y Perú. La declaración final del evento mantiene la referencia a la gratuidad de la primaria y secundaria, a pesar de la oposición de los países del Caribe. Asimismo, se aseguró una representación de la sociedad civil en la secretaría del Comité de Educación 2030, integrada por países que representan a la región en el comité directivo de la Educación 2030 a nivel global y a cargo de la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe (OREALC/UNESCO Santiago). Esta secretaría tendrá el rol de promover un diálogo permanente sobre el cumplimiento de la Agenda de Educación 2030 en la región.

También participaron en la reunión los miembros de la CLADE: CEAALPlan Internacional y OMEP Latinoamérica, así como el ICAE. En su intervención en la Mesa “Educación para transformar vidas: aprendizajes a lo largo de la vida para avanzar la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible”, Carmen Campero, vicepresidenta del ICAE para América Latina, en representación de la CLADE, subrayó la importancia de que se prioricen las políticas educativas para las personas jóvenes y adultas en los países de la región, incluyendo un aumento del presupuesto público. Recordó que la EPJA es parte integrante del derecho a la educación, y que los Estados deben, por lo tanto, ser garantes de ese derecho.

El 25 de enero, tuvo lugar en República Dominicana la V Cumbre de la CELAC, en que los Estados integrantes del bloque igualmente asumieron el compromiso con la realización de una educación gratuita y de calidad en la región. En su pronunciamiento final, las y los Jefas/es de Estado reafirman “su compromiso con la implementación de políticas públicas dirigidas a garantizar en todos los niveles, la cobertura universal y gratuita de la educación, inclusiva y de calidad, con permanencia, con perspectiva de género e interculturalidad, sin discriminación, que respete la capacidad creativa y los conocimientos ancestrales y el respeto hacia los saberes de otras culturas, para que todos desarrollen capacidades de pensamiento crítico, razonamiento lógico, creativo e innovador”.

Recursos