OcupaPR

En Brasil estudiantes tomaron más de 800 escuelas contra el gobierno de Temer

24 de Octubre de 2016

Al gobierno golpista de Michel Temer le surgió un actor inesperado en el sur del país: un creciente movimiento estudiantil que lleva varias semanas resistiendo sus medidas de recorte y ajuste a la educación

Fuente: ALER

Los estudiantes ya tienen tomadas más de 820 escuelas sólo en el estado de Paraná, en el sur brasileño, en rechazo a la intención de Temer de congelar por 20 años el presupuesto que el estado destina a educación y salud y también de eliminar la enseñanza de artes, educación física, sociología y filosofía.

En declaraciones a ALER, la dirigente del movimiento estudiantil Ocupa Paraná, Maiara Oliveira Dos Santos, aseguró que “es una manifestación contra el gobierno golpista de Temer” y adelantó que “las movilizaciones van a tomar todo el país la próxima semana”.

Temer impulsa la Propuesta de Enmienda Constitucional, PEC 241, que establece un nuevo regimen en el presupuesto del país para congelar lo que se destina a áreas como salud y educación. La eliminación de materias o disciplinas está incluida en lo que se conoce como la Medida Provisoria (MP) 746 que introduce reformas en la educación secundaria.

Oliveira Dos Santos confirmó a Aler que “con la última actualización ya son 820 escuelas ocupadas, solamente acá, en nuestro estado”.

La “indignación está más viva en los jóvenes por la quita de derechos” que aplicó el gobierno de Temer y por eso también “hay una movilización de los trabajadores, de las centrales sindicales”.

La dirigente explicó que “la mayoría de los maestros apoyan la lucha de los estudiantes”. Además reconoció que están alertas pero que “hasta ahora no tenemos ninguna represión acá pero en San Pablo sí hubo”.

La integrante del movimiento Ocupa Paraná expresó su deseo de que todo termine “con la caída de la Propuesta de Enmienda Constitucional y la Medida Provisoria”. Además, a través del Contacto Sur, que se escucha en radios de todo el continente, expresó que hoy “es necesario que los jóvenes participen en la política de sus países y que todos los jóvenes de América Latina se pongan de pie”.