Visita de CLADE y CBDE a Warisata. Foto: Archivo CLADE

CLADE visita la escuela Ayllu-Warisata en Bolivia

7 de Diciembre de 2017

Por: Samuel Grillo

El equipo de la Campaña recorrió los pasillos adornados con arte de esta escuela emblemática y conoció más de cerca su historia e importancia para las comunidades indígenas

En el contexto de la visita de la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE) a Bolivia, para la realización del festival audiovisual “¡Luces, Cámara y Educación!”, su equipo visitó ayer (5 de diciembre) la escuela de Warisata. En esta ocasión, las y los estudiantes de la escuela instalaron la expo-feria “Interculturalidad del saber y de los conocimientos ancestrales”, en la cual presentaron aspectos culturales, geográficos e históricos de diversos departamentos del país.

Vigente inicialmente por un corto período, de 1931 a 1940, la Escuela Ayllu de Warisata ha sido una de las experiencias educativas más significativas de América Latina y el Caribe, por transmitir los principios de libertad, solidaridad, reciprocidad, revalorización de la identidad cultural y producción comunal sustentable en armonía con la madre tierra. La escuela fue refundada y hoy sigue viva, así como los ideales que llevaron a su creación, como el “apthapi”, la costumbre de compartir alimentos entre los miembros de una comunidad, amigos o familiares, cuando cada quien trae algún alimento de su territorio para compartir en una mesa común.

Sus estudiantes tienen oficinas de artes y espacios en los cuales aprenden técnicas agrícolas y de creación de animales, que mantienen las tradiciones de los pueblos originarios al mismo tiempo en que complementan el presupuesto de la escuela.

Participaron también de la visita Franz Quispe Ramos, director de la escuela; David Aruquipa, coordinador de la Campaña Boliviana por el Derecho a la Educación (CBDE); María Victoria Pérez, investigadora de educación e hija de Elizardo Pérez, quien fundó Warisata junto con Avelino Siñani, y representantes del Parlamento Amauta (elegido anualmente por la comunidad indígena para tomar decisiones y acompañar los proyectos educativos).

“Desde CLADE nos sumamos al llamado de estos actores por un mayor reconocimiento y valorización a Ayllu-Warisata y al modelo de educación liberadora que esa escuela representa, conectando la educación con la producción, la cultura, el arte, la comunidad y la territorialidad”, afirma Camilla Croso, coordinadora general de la Campaña.