Foto: Mídia Ninja

5 recomendaciones a los Estados para que esta sea la década de la educación

22 de Enero de 2020

Por: Samuel Grillo y Fabíola Munhoz

En el Día Internacional de la Educación, el Comité Directivo Mundial de Seguimiento a la Agenda de Educación 2030 presenta 5 recomendaciones para la garantía de una educación que promueva la prosperidad y la paz

El 24 de enero se celebra el Día Internacional de la Educación. En este marco, y recordando el inicio de la década final para el cumplimiento de la Agenda de Educación 2030, el Comité Directivo Mundial de Seguimiento a esta Agenda divulgó un posicionamiento público. El comunicado reafirma el papel transformador de la educación y la urgencia de que los gobiernos hagan lo necesario para el cumplimiento de este derecho humano, como el camino más viable para construir un futuro más equitativo, pacífico y sostenible.

“Posicionamos la educación como el mayor recurso renovable de la humanidad, el cual debe ser protegido y alimentado para abrir mentes e inventar nuestro futuro común sobre la base de los derechos humanos y la dignidad”, subraya el posicionamiento.

El Comité destaca los desafíos actuales de la educación en el mundo, que deben ser superados como una prioridad, especialmente: el hecho de que millones de personas están sin acceso a la educación, entre las cuales están las poblaciones en situaciones de conflicto y crisis prolongada; el abordaje que no abarca todas las desigualdades en la educación, incluyendo la cuestión de género; y la realidad de que no siempre la escolarización significa un aprendizaje real y pertinente.

Pero, ¿cómo cambiar esta realidad?

“La educación de hoy debe ser repensada para que tenga un valor duradero en las personas y sociedades, siendo progresista y un baluarte contra la intolerancia y la violencia contemporáneas que alimentan las divisiones, amplificadas por las redes sociales”, afirma el Comité. Así mismo, enfatiza que las escuelas, las universidades y otros centros educativos deben ser espacios que fomenten los valores democráticos, el respeto y la solidaridad, empoderando las personas con el conocimiento y las habilidades que necesitan para diseñar y orientar su futuro.

El Comité presenta también 5 demandas principales a los Estados, para que se pueda avanzar en el cumplimiento de la Agenda de Educación 2030:

  1. Garantizar el reconocimiento de la educación, al más alto nivel político, como una prioridad para la sociedad, la innovación y el crecimiento sostenible. La educación no es un costo, sino una inversión en las personas, el planeta, la prosperidad y la paz;
  2. Actuar contra las desigualdades e invertir en la inclusión. Esto va desde garantizar un acceso equitativo a la educación, nuevos modelos pedagógicos, planes de estudio rediseñados y una mejor formación y apoyo a las y los docentes, encaminados a asegurar itinerarios de aprendizaje flexibles a lo largo de la vida;
  3. Reconocer que la falta de financiación sistémica de la educación está frenando el avance hacia la Agenda 2030 en su conjunto, especialmente en África, que representa dos tercios de la brecha financiera de USD 39 mil millones. Se demanda que los gobiernos cumplan con las metas de financiamiento acordadas en la Agenda, mediante la asignación de al menos del 4 al 6% del Producto Interno Bruto (PIB) y del 15% al ​​20% del gasto público total en educación;
  4. Rendir cuentas: la educación es un derecho humano y un bien público. Los gobiernos tienen la responsabilidad principal de garantizar este derecho mediante la financiación equitativa y efectiva de la educación pública. También deben mostrar qué funciona y por qué, incluso a través de mejores datos y el intercambio de experiencias exitosas;
  5. Firmar un compromiso social para poner a la enseñanza y el aprendizaje en el centro de las políticas públicas, como educación, empleo, salud, bienestar social e innovación.

Lee aquí el posicionamiento completo [disponible en inglés]

El Comité 

El Comité Directivo ODS-Educación 2030 es el mecanismo global multilateral de seguimiento a la Agenda de Educación 2030. Su objetivo principal es armonizar y fortalecer el apoyo a los Estados Miembros de la ONU y aliados, para lograr el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 (ODS 4), referido a la educación, y otros objetivos relacionados con la educación en la Agenda de Desarrollo 2030.

Establecido en el 2016 y organizado por la UNESCO, el Comité tiene el mandato de proporcionar orientación estratégica a los Estados Miembros y la comunidad educativa, hacer recomendaciones para una acción catalizadora, abogar por un financiamiento adecuado y hacer el monitoreo de los avances en el cumplimiento de las metas educativas, a través del Instituto de Estadísticas de la UNESCO y del informe de Monitoreo Global de Educación (GEM).

El Comité está compuesto por 44 miembros que representan, en su mayoría, o los Estados Miembros de la ONU, agencias convocantes del Foro Mundial de Educación 2015 (UNESCO, PNUD, UNFPA, ACNUR, UNICEF, ONU Mujeres, Banco Mundial y OIT), la Alianza Mundial por la Educación (AME), la OCDE, organizaciones regionales, organizaciones de docentes, redes de la sociedad civil, además de representantes del sector privado, fundaciones, y organizaciones juveniles y estudiantiles.

La CLADE, como miembro de la Campaña Mundial por la Educación (CME), participa en las discusiones del Comité.

Posición del movimiento global por la educación

Sumándose a las celebraciones del Día Internacional de la Educación, la CME divulgó un posicionamiento público, donde renueva su compromiso con el cumplimiento de la Agenda de Educación 2030 y comparte preocupaciones sobre los desafíos de la educación en la actualidad, especialmente las brechas de acceso a ese derecho que afectan a las personas desplazadas, solicitantes de asilo y refugiadas/os.

La Campaña afirma que la educación para estas personas necesita atención inmediata, no solo porque es un derecho humano fundamental para todas y todos, sino también por el hecho de que este derecho les asegura oportunidades de recuperación y autosuficiencia.